130 agricultores crean la Asociación de Afectados por los pozos de explotaciones prioritarias irregulares en el Alto Guadiana

Julia Yébenes Ciudad Real
Imagen de la asamblea de productores en Villarrubia / Antonio Ismael (eñe tvi)

Imagen de la asamblea de productores en Villarrubia / Antonio Ismael (eñe tvi)

Su única intención es impulsar el diálogo por la vía administrativa, tanto con el Gobierno autonómico, como con el Ministerio de Transición Ecológica (MITECO), para poder resolver los expedientes de los 1.700 pozos sin regularizar, que suman 20 hectómetros cúbicos de agua subterránea. La mejor solución, a su juicio, es un trasvase del Tajo a la Llanura Manchega

Un grupo de 130 agricultores pendientes desde hace más de 10 años de la legalización de sus pozos de explotaciones prioritarias en el Alto Guadiana, constituyeron este miércoles en Villarrubia de los Ojos la Asociación de Afectados.

Tras varios encuentros previos, estos productores impulsaron por unanimidad la nueva entidad, de carácter apolítico, que pretende ser la única voz en la defensa de sus intereses ante las administraciones.

“La única finalidad” de la asociación es resolver los expedientes de estos pozos que se solicitaron en noviembre de 2008 y “que a día de hoy siguen sin ningún tipo de contestación por parte de las Administraciones”, han señalado. De hecho, cuando alcancen este objetivo, la asociación será disuelta.

Aclaran que, como agricultores que “viven únicamente de la venta de sus productos”, su única intención es impulsar el diálogo por la vía administrativa, tanto con el Gobierno autonómico, como con el Ministerio de Transición Ecológica (MITECO), para poder resolver los expedientes de los 1.700 pozos sin regularizar, que suman 20 hectómetros cúbicos de agua subterránea.

Aseguran que son “los más interesados” en controlar el gasto de agua e instalar sus caudalímetros, y la regularización supondría, en su opinión, una menor extracción de agua “de la que actualmente se está sacando.”

Defienden como solución del problema la autorización de una derivación de agua de entre 18 y 20 hectómetros cúbicos, a través del trasvase del Tajo a la llanura manchega. “Es la mitad de una sola autorización de trasvase que se hace al Levante actualmente”.

Respecto a las propuestas planteadas por el propio presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG), Samuel Moraleda, en una de las reuniones preparatorias para la constitución de la asociación, aseguran que “no sirven” porque “nos obligan a ir al mercado del agua”.

A su juicio, la compraventa de derechos entre particulares expuesta por Moraleda, “provoca un agravio comparativo con las concesiones que sí se resolvieron de los leñosos, dotándolas gratuitamente con hasta 7000 metros cúbicos”.

La nueva asociación de regantes tendrá la sede social en Pedro Muñoz, y contará un presidente y un vicepresidente, y con vocales de Villarrubia de los Ojos, Las Pedroñeras, Campo de Criptana, Socuéllamos, Tomelloso, Daimiel, Alcázar de San Juan, Las Labores, La Solana, Mota del Cuervo y Villarrobledo.