3.000 escolares ayudarán a recuperar variedades hortícolas en La Mancha

J. Y. / lanzadigital.com Ciudad Real
Una planta en crecimiento / Lanza

Una planta en crecimiento / Lanza

Fue iniciado en enero por Global Nature y Ecoembes, para crear huertos de biodiversidad en los colegios

La recuperación de la biodiversidad agrícola en Castilla-La Mancha es el objetivo del proyecto para habilitar huertos de biodiversidad en centros escolares de la comarca de La Mancha iniciado en enero por Global Nature y Ecoembes, en el que trabajarán con más de 3.000 estudiantes a través de cinco huertos de biodiversidad de nueva creación y otros ya existentes.

Amanda del Río, directora técnica de Fundación Biodiversidad, destaca “la importancia” de la iniciativa, por el hecho de “trabajar con los niños” en la recuperación de variedades de productos hortícolas que actualmente no se cultivan como legumbres, ajo, melón, zanahoria y azafrán de dicha comarca.

“Antes se comían en los pueblos zanahorias moradas y ahora sólo están presentes las naranjas”, señala del Río, quien destaca “el concepto de reciclaje y reutilización” que desarrollan en todo el procedimiento de desarrollo vegetativo de las plantas, desde la selección de las variedades agrícolas y su plantado, a la producción de compostaje, el uso de los alimentos en la cocina de los centros educativos y la promoción de los canales cortos.

Recuerda que con el proyecto buscan recuperar algunas variedades agrícolas de localidades de Toledo, Ciudad Real y Cuenca, con el uso de las semillas del Centro de Recursos Fitogenéticos de Alcalá de Henares (Madrid) y en otros bancos de germoplasma, como El Albadalejito (Cuenca). De esta forma, y en función de su interés agronómico, se seleccionarán algunas semillas para ser reproducidas en estos huertos de biodiversidad.

El proyecto, que se desarrollará durante todo el año 2018, ha comenzado con un programa educativo a través del cual los alumnos de diversos centros cultivarán y evaluarán las variedades recuperadas. En cada centro, monitores especializados formarán a los alumnos en el conocimiento de los alimentos locales y su cultivo, hábitos nutricionales saludables y modelos de economía circular.

Del río señala que el actual curso acabará con los talleres y con la preparación del terreno para ubicar los huertos de biodiversidad, con el fin de continuar el próximo ciclo académico.

Técnicas ecológicas

Un elemento clave de la iniciativa se centra en que los alumnos aprendan las técnicas de cultivo ecológicas, asociando la idea de un cultivo respetuoso con el medio ambiente a través del reciclaje de los residuos que se generan. Con este fin, se realizarán talleres para equipar los huertos con materiales reciclados y para el compostaje de residuos orgánicos de procedencia doméstica, enseñando a reciclar correctamente en los contenedores amarillo (envases de plástico, latas y briks) y azul (envases de papel y cartón) y sensibilizando a los alumnos y sus familias sobre la importancia hacerlo.

El personal de la Fundación Global Nature guiará y supervisará a los alumnos a lo largo de todo el proceso de cultivo y en lo posible los estudiantes comerán los productos cultivados por ellos mismos y aprenderán recetas tradicionales para su elaboración. El proyecto, que cuenta con el apoyo de la Consejería de Agricultura, Medioambiente y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha, colaborará con otras redes de huertos ecológicos, organismos oficiales, asociaciones de Castilla-La Mancha y del resto de España para la recuperación de semillas, la mejora de activa de sus variedades y el intercambio de semillas, conocimientos y experiencias. A lo largo del proyecto se realizarán talleres locales para difundir el proyecto y sensibilizar a la población local. También se promoverá el consumo de productos locales a escala comarcal y se facilitarán talleres con el apoyo de restauradores de prestigio y escuelas de hostelería.

Este proyecto se llevará a cabo en territorios incluidos en la Red Natura 2000, en la provincia de Cuenca (ZEPA El Hito y La Mancha Norte), la provincia de Toledo (ZEPA La Mancha Norte) y la provincia de Ciudad Real (ZEPA Humedales de La Mancha).

Concretamente, se adecuarán huertos prexistentes y se crearán otros nuevos en los municipios de Lillo, Madridejos y Villacañas, en la provincia de Toledo, y en Almonacid del Marquesado, Mota del Cuervo y Montalvo, en la provincia de Cuenca.

En otros municipios como El Hito (Cuenca), Campo de Criptana (Ciudad Real) y Villafranca (Toledo) se desarrollarán talleres medioambientales relacionados con la horticultura y el reciclaje.