393 denuncias en Ciudad Real en la campaña de velocidad del puente de agosto

Belén Rodríguez Ciudad Real
Un guardia civil de tráfico redactando una sanción en un control en la N-430 / Clara Manzano

Un guardia civil de tráfico redactando una sanción en un control en la N-430 / Clara Manzano

La Guardia Civil ha controlado a 5.500 vehículos en la última semana

La campaña especial de control de la velocidad del puente de agosto se ha saldado en Ciudad Real con 393 denuncias, la mitad de ellas (201) notificadas en el momento, según datos de la  Jefatura Provincial de Tráfico.

En la semana que han durado los controles especiales, del 12 al 18 de agosto, coincidiendo con el puente del 15, los agentes de tráfico de la provincia han sometido a control a 5.499 vehículos, en una de las semanas de más circulación y desplazamientos de corto recorrido del año.

A lo largo del puente, que ha dejado un accidente mortal en la provincia por una salida de vía, se han producido multitud de desplazamientos de corto recorrido por carreteras convencionales para acudir a las fiestas del 15 de agosto.

La velocidad, segunda causa de accidentes

En 2018, la velocidad fue el segundo factor concurrente en los accidentes mortales de tráfico. Estuvo presente en el 22% del total de siniestros, informa la DGT en un comunicado.

Hasta 600 euros y seis puntos menos

La normativa de Tráfico en España recoge que la velocidad genérica máxima para turismos y motos en autopistas y autovías es de 120 km/h, en carreteras secundarias de 90 km/h y en vías urbanas de 50 km/h.

Los conductores que incumplen estos límites están cometiendo una infracción grave o muy grave, sancionada con multa de 100 a 600 euros y la pérdida de entre 2 y 6 puntos, dependiendo del exceso de velocidad cometido.

Pena de prisión

En el caso de que el exceso de velocidad fuera superior en 60 km/h en vía urbana o en 80km/h en vía interurbana a la permitida reglamentariamente, el Código Penal lo tipifica como delito y es castigado con la pena de prisión de 3 a 6 meses o a la de multa de 6 a 12 meses o trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días.

Además, en cualquier caso, se privaría al conductor de su derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años.