Las Jornadas Medievales de Montiel quieren ser de Interés Turístico Nacional

Mercedes Camacho Ciudad Real
Jornadas medievales de Montiel

Jornadas medievales de Montiel

Un momento de la presentación en el Museo-Convento de la Merced / C. Manzano

La repercusión que tienen para la comarca, a la que cada año atraen a una media de 20.000 visitantes -el récord lo batieron en 2012 con 30.000 visitantes-, y su valor histórico y cultural son algunos de los aspectos que podrían hacer a esta fiesta acreedora de ese merecimiento por el que el Ayuntamiuento de Montiel va a empezar a trabajar

El Ayuntamiento de Montiel va a trabajar por conseguir la Declaración de Interés Turístico Nacional para sus jornadas medievales que este año llegan a su XLIV edición, que cada año lograr congregar a una media de 20.000 visitantes –dependiendo del tiempo- y en la que se implican todos los vecinos de la localidad.

Así lo ha desvelado el alcalde de la localidad, Raúl Talmacio, durante la presentación de la programación de las jornadas 2018 –que se celebrarán entre el 13 y el 15 de abril-, que gozan del reconocimiento de Interés Turístico Regional “gracias a su repercusión e implicación de la sociedad” tanto a través del colegio Gutiérrez de la Vega como de la asociación Encomienda de Montiel.

“Es una celebración que tiene una gran repercusión turística y económica no sólo para Montial sino para toda la comarca” ha apuntado, Talmacio, quien ha avanzado que entre las novedades de este año se encuentra la nueva ambientación del conjunto arqueológico del Castillo de la Estrella.

Una afirmación con la que ha coincidido el director general de Turismo en Ciudad Real, Agustín Espinosa, quien ha señalado a esta celebración –basada en la batalla histórica que en la madrugada del 23 de marzo de 1369 se produjo en la localidad y que acabó con la muerte del rey Pedro I de forma que contribuyó a cambiar la historia del país- es muy importante para el turismo provincial.

“Además, el pueblo se implica por completo para mantener tan viva esta tradición y obligar al visitante a integrarse desde el primer momento”, ha dicho Espinosa, quien ha añadido que se suma el interés del Castillo de la Estrella, en cuya restauración está trabajando el Gobierno regional “porque es el buque insignia y la excusa para visitar Montiel en cualquier fecha del año”.

Algo que, ha indicado el vicepresidente de la Diputación, David Triguero, se apoya desde la institución provincial y que se traduce en el compromiso de su presidente, José Manuel Caballero, de poner en valor el patrimonio de la provincia a través de distintas iniciativas, entre ellas Un Paseo Real en el que se incluye la comarca de Montiel.

Jornadas Montiel Medieval

Jornadas Montiel Medieval

Representación de una escena de “Leonor de los Leones (III)” en la presentación de las jornadas / C. Manzano

Programación de las jornadas de Montiel

A partir del viernes 13 de abril se ha diseñado una amplia programación cultural y lúdica en torno a la batalla que tuvo lugar en estas tierras hace más de siete siglos y de las que aún se recuerda la aseveración “yo ni quito ni pongo rey, pero ayudo a mi señor” que pronunció el francés Bertrand du Guesclin mientras sujetaba a Pedro I para que lo matara su hermanastro Enrique II de Trastámara.

Esa batalla se recreará el domingo día 15 a las 13.00 horas, gracias a la participación de más de 100 personas de grupos recreacionistas de España, Portugal, Francia e Inglaterra que se suman a la asociación Encomienda de Montiel, cuyo grupo de teatro estrenará  el sábado en el Centro José Mota la obra “Leonor de los Leones (III)”, de la que se ha interpretado un fragmento en la presentación.

El programa –con patrocinadores como Grupo Montes Norte- incluye numerosas actividades como pasacalles de la Banda de Gaitas de Castilla-La Mancha, un enorme Mercado Medieval en el centro de la localidad, espectáculos de fuego y música y danza medievales o la ordenación de Caballeros y Damas de la Orden de Santiago y la Encomienda de Montiel, hasta concluir con uno de los momentos estrella: la multitudinaria recreación del sepelio de Pedro I conocido como la “procesión de las antorchas”.