Culmina el proceso de participación del Plan de Gestión del Valle de Alcudia

Julia Yébenes Ciudad Real
El inmenso Valle de Alcudia / Lanza

El inmenso Valle de Alcudia / Lanza

Juan Ruiz de Castañeda, director conservador del parque, quien recuerda que desde que el proceso de elaboración del plan (el DOCM publicó la resolución del proceso de participación pública) se inició oficialmente el 28 de diciembre de 2016, en base a lo previsto en la Ley de Conservación de la Naturaleza, el objetivo es que el plan “sea lo más participativo posible”, dado que el 80% del territorio es de propiedad privada.

Con el objetivo de cohesionar los intereses de todos los agentes sociales y económicos implicados -propietarios de fincas, empresarios del turismo, ganaderos, agricultores y los ocho municipios de la comarca-, el Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) del Parque Natural de Valle de Alcudia y Sierra Madrona, ubicado al suroeste de la provincia de Ciudad Real, sigue con el calendario previsto que culminará a final de año con su aprobación en el Parlamento regional.

Antes, para alcanzar esta autorización, culminarán a finales de mes el proceso participativo en el que “estamos escuchando los intereses de los particulares”, con el fin de que con esta herramienta la Junta Rectora del parque pueda impulsar sus potencialidades medioambientales en perfecta sintonía con el progreso económico y turístico.

Panorámica del bello Valle de Cereceda en el Valle de Alcudia / Lanza

Panorámica del bello Valle de Cereceda en el Valle de Alcudia / Lanza

Así lo dice Juan Ruiz de Castañeda, director conservador del parque, quien recuerda que desde que el proceso de elaboración del plan (el DOCM publicó la resolución del proceso de participación pública) se inició oficialmente el 28 de diciembre de 2016, en base a lo previsto en la Ley de Conservación de la Naturaleza, el objetivo es que el plan “sea lo más participativo posible”, dado que el 80% del territorio es de propiedad privada.

Precisamente, todos estos intereses que rodean a un espacio con una biodiversidad única están siendo recabados en forma de propuestas por los responsables de la Fundación Savia, entidad encargada del proceso de Participación Pública contemplado en el PRUG, con el fin de “garantizar la transparencia y la máxima participación de todos los agentes implicados en el espacio natural”.

Ruiz de Castañeda recuerda que a principios de este año contrataron los servicios de esta entidad, para “dar luz y taquígrafos a todas las aportaciones”, siempre que sean “lo más productivas posible”.

Recuerda que los responsables de Savia han realizado más de un centenar de entrevistas dentro del proyecto de Participación Pública, tanto con establecimientos y empresas de turismo -casas rurales y similares-, como con el sector ganadero –Fedehesa, Acodeval-, como con los ocho ayuntamientos -Almodóvar del Campo, Brazatortas, Cabezarrubias del Puerto, Fuencaliente, Hinojosas de Calatrava, Mestanza, San Lorenzo de Calatrava y Solana del Pino-, asociaciones ambientales con presencia en el territorio o grupos de investigación de la Universidad de Castilla-La Mancha que trabajan en el parque.

“Estamos abiertos a todos, para que puedan aportar sus propuestas, siempre que sean positivas y constructivas”, que serán refundidas en un documento que se presentará a finales de este mismo mes de mayo.

“Las conclusiones se plasmarán en un borrador que se publicará próximamente y tendrá un plazo para hacer alegaciones”, con el objetivo que a final de año “como muy tarde” se apruebe el Plan de Uso y Gestión”.

Será una herramienta de trabajo que, a juicio de Ruiz de Castañeda, dará “una gran ventaja a los gestores y a los ciudadanos sobre lo que se puede y no se puede hacer”

El conservador recuerda que el PRUG seguirá las directrices del Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN) para fijar “qué se entiende como uso compatible”, dado que son “muy razonables, justas y sensatas y se pretende intentar promover los usos sostenibles compatibles con la conservación”.

Ruiz de Castañeda se declara “enamorado de una zona con una biodiversidad única en España”, con la fauna y flora que tiene, el patrimonio, la actividad de la trashumancia, la red de volcanes o las pinturas rupestres. Asegura que “es un privilegio” estar al frente de la gestión del “espacio natural más grande de Castilla-La Mancha, y el quinto de España”.

Un ejemplar de buitre negro / Lanza

Un ejemplar de buitre negro / Lanza

Entre el conjunto de especies destaca el águila imperial, el buitre negro, el buitre leonado, el águila perdicera, el alimoche, o el lince. “Poco espacios tienen la calidad y la riqueza ornotológica que el Valle de Alcudia y Sierra Madrona”, reitera el técnico.

Por eso se plantea como “un reto” elaborar la normativa “para que la gestión y los usos sean los adecuados de manera sostenible y tradicional”.

Dehesa y Centro de Recepción

Casi el 50% de las cerca de 150.000 hectáreas del Parque Natural de Valle de Alcudia y Sierra Madrona es dehesa, un ecosistema con el suelo más antiguo España, que es eje fundamental del proyecto, pero que tiene unos problemas específicos y “estructurales”, que requieren “un trato especial”.

Diversos colectivos, especialmente los ganaderos han venido denunciando la necesidad de regenerar y conservar este espacio de bosque mediterráneo autóctono ante el riesgo de desaparecer, por lo que más allá del propio Plan de Gestión del Parque Natural, impulsarán acciones “puntuales y necesarias”, según Ruiz de Castañeda.

Como compromiso personal y en “otro eslabón” tras el PRUG, el experto instará al Gobierno regional a que priorice la recuperación del valioso espacio e incluya medidas para restaurar este mar de encinas del sur de Ciudad Real.

“Otro escalón más” será la petición de un Centro de Recepción que concentre toda la oferta turística de la comarca y dinamice el sector, tal y como se ha puesto de manifiesto con “el resultado espectacular” de las primeras rutas gestionadas a través de oficina de turismo de Fuencaliente.

De esta manera, en la línea de los objetivos de uso y gestión, “pondríamos en valor unos recursos desconocidos que se ofertarían de forma sostenible” con paquetes ecoturísticos.

El centro “será la siguiente pelea”, aduce el director del parque, pues que “generaría un turismo responsable” con un servicio “útil y eficaz en beneficio de la comunidad”.

Análisis de la información

El máximo responsable de la Fundación Savia, Antonio Aguilera, ha confirmado que a final de mes entregarán el informe a la Junta de Castilla La Mancha, por lo que en la actualidad “estamos volcados en el análisis de la información recabada e intentando dar forma a todos los comentarios e ideas que nos han ido trasladando”.

Entre toda la información recogida por diversas vías y formatos, han rescatado propuestas de la propia dirección del parque, además de numerosos testimonios en entrevistas individuales y colectivas a través de jornadas, encuentros o congresos realizados. “Hemos convocado y realizado diversas reuniones temáticas y sectoriales para abordar temas específicos con diversos sectores de interés, como grupos conservacionistas, empresarios, entidades públicas, propietarios, ganaderos, vecinos, usuarios, visitantes”, señala Aguilera.

En estos contactos, difundidos en redes sociales, no han faltado ciclistas, senderistas, pescadores, y hasta pastores.

Aguilera destaca “la acción proactiva” entre el equipo gestor de la Junta de Castilla La Mancha y la Fundación Savia a la hora de convocar los encuentros, “dada la falta de participación espontánea” de los colectivos y entidades del entorno del parque.

Entre los convocados también ha habido, según dice, quienes “han declinado participar”, al parecer “por una falta de confianza en el proceso”, una cuestión “que nos anima a seguir esforzándonos en la transparencia y calidad de estos trabajos”.

Con todo, Aguilera se muestra satisfecho por el desarrollo del proceso que, a su juicio, “tiene una enorme utilidad para que las personas y los agentes sociales que viven y trabajan en el Parque Natural Valle de Alcudia lo conozcan mejor y lo hagan un poco más suyo”.