50 años de cárcel para el septuagenario que admitió haber abusado de siete menores en Almagro

Belén Rodríguez Ciudad Real
El acusado a la salida de la Audiencia Provincial el pasado 29 de mayo / Clara Manzano

El acusado a la salida de la Audiencia Provincial el pasado 29 de mayo / Clara Manzano

La Audiencia Provincial lo condena como autor de dos delitos de abuso sexual con acceso carnal, de seis delitos de prostitución de menores y de un intento de abuso sexual. Se ha establecido una indemnización de 124.000 euros en total

La sección primera de la Audiencia Provincial ha dictado una contundente sentencia condenatoria de 50 años y medio de cárcel para el septuagenario de Almagro, M.D.G., que el mes pasado reconoció haber abusado de seis menores en esa localidad a los que ofrecía dinero y regalos a cambio de sexo.

En el grupo, de entre 12 y 15 años, hay también una niña de la que supuestamente intentó abusar sin llegar a conseguirlo (algo que él negó en el juicio), pero que el tribunal también declara probado.

M.D.G., que en octubre cumplirá 74 años, ha sido declarado autor de dos delitos de abuso sexual con acceso carnal a menores de 13 años, por los que se le castiga con once años de prisión por cada uno de ellos, así como de seis delitos de prostitución, más graves en dos de los casos (se le impone una pena de seis años) y menos en los otros cuatro casos por los que es condenado a cuatro años por cada uno. En el intentó de abuso de la niña la pena es de seis meses de cárcel.

124.000 euros de indemnización a las familias

El fallo, que se ha hecho público este miércoles, fija una indemnización de 124.000 euros que el acusado debe abonar a razón de 20.000 euros para cada uno de los chavales abusados, a excepción del niña a que la debe resarcir con 4.000 euros.

La condena, que todavía no es firme (cabe recurso), recoge también penas de libertad vigilada después de que salga de prisión, imposibles de cumplir dada la edad del acusado si la sentencia se ejecuta en los términos en los que se ha dictado.

En el curso escolar 2014-2015

La sala, que juzgó el caso a puerta cerrada a finales del mes pasado, considera probado que M.D.G. abusó de al menos seis menores durante el curso escolar 2014-2015 a los que abordaba un parque y les invitaba ir a su casa.

El septuagenario se ganaba su confianza con regalos y juegos, dependiendo de la edad. O bien les invitaba a tomar un refresco o les proponía que se fueran para jugar a la consola. Una vez allí y tras ganarse la confianza de los chicos a veces con películas pornográficas empezaban las propuestas sexuales, bien por separado o en algunas ocasiones a dos chicos a la vez.

Felaciones a cambio de 10 euros

Se supone que durante el verano de 2015 le practicó decenas de felaciones a los chavales (a uno en concreto en veinte ocasiones) a cambio de dinero, entre diez y quince euros.