51 médicos de la provincia de Ciudad Real sufrieron agresiones verbales en 2018

José Molina habló sobre las agresiones a médicos / J. Jurado

José Molina habló sobre las agresiones a médicos / J. Jurado

Las discrepancias en la atención médica y no recetar lo que el paciente solicitaba fueron las principales causas. El presidente del Colegio de Médicos de Ciudad Real estimó que menos del diez por ciento de las situaciones susceptibles de ser denunciadas acaban realmente con una denuncia. En 2018 la institución colegial registró siete denuncias

51 médicos de la provincia sufrieron agresiones verbales en 2018 durante el ejercicio de su actividad, según los resultados de la encuesta sobre esta materia que el Colegio de Médicos de Ciudad Real ha remitido a sus más de 2.400 colegiados.

Con motivo de la conmemoración del Día contra las Agresiones en el Ámbito Sanitario, el presidente de la institución colegial, José Molina, informó de que el Colegio ciudarrealeño registró el año pasado directamente en sus oficinas siete denuncias de profesionales médicos, las mismas que el año anterior.

Sin embargo la tendencia de denuncias que han registrado los colegios de médicos y elevadas al Observatorio de Agresiones en el Ámbito Sanitario ha sido a la baja tanto a nivel nacional como regional. En todo el país se ha pasado de 515 a 490 y, en Castilla-La Mancha, de 25 a 22.

Molina explicó que las principales causas del origen de la agresión fueron discrepancias en la atención médica, que no se recetara el medicamento propuesto por el paciente o en relación a la incapacidad laboral. En este sentido añadió que los agresores fueron, a partes iguales, tanto pacientes programados como familiares de pacientes programados, con escasos casos procedentes de pacientes sin cita.

Fachada del Colegio de Médicos el Día contra las Agresiones a Sanitarios / J. Jurado

Fachada del Colegio de Médicos el Día contra las Agresiones a Sanitarios / J. Jurado

Atención Primaria y Urgencias fueron los principales lugares donde se produjeron casos de insultos y amenazas, siendo las víctimas en un mayor porcentaje mujeres. En todo el país se registraron 2,2 casos por cada 1.000 médicas colegiados y 1,6 por cada 1.000 médicos colegiados. En Castilla-La Mancha se registraron 2,4 casos por cada mil colegiados y en Ciudad Real 2,9 casos.

Por edad, los facultativos con entre 30-40 y 50-60 fueron los más afectados por casos de agresiones.

Para el presidente del Colegio de Médicos es muy importante dar visibilidad a esta dramática situación que afecta a la actividad profesional de los sanitarios y consideró necesario denunciar todos los casos. En este sentido estimó que menos del diez por ciento de las situaciones susceptibles de ser denunciadas acaban realmente con una denuncia.

Molina subrayó la importancia de la creación de un Registro Nacional de Agresiones para poder conocer directamente la envergadura de esta problemática y consideró esencial la elaboración de un Plan Nacional contra las Agresiones a Sanitarios, en el que colaboren todas las administraciones y entidades implicadas.

Manifiesto contra las agresiones a sanitarios 2019