519 puntos de inclusión digital en la provincia facilitan al ciudadano el uso a las nuevas tecnologías

El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, visitó, junto al presidente de la Diputación de Ciudad Real y la alcaldesa de la localidad uno de los 17 puntos de inclusión digital con los que cuenta la capital. En la provincia hay un total de 519 en 97 municipios y sus respectivas aldeas y pedanías, en los que se han invertido 1,8 millones de euros. Además Caballero avanzó que se trabaja para que los 97 dinamizadores de los PID que la institución provincial contratará puedan expedir firmas digitales a los ciudadanos interesados

La Diputación de Ciudad Real y la Junta de Comunidades han habilitado en la provincia 519 puntos de inclusión digital (PID) para facilitar al ciudadano el acceso a las nuevas tecnologías y las posibilidades que las mismas permiten como tramitar procedimientos administrativos, resolver necesidades de salud sin tener que desplazarse, como la petición de citas médicas, también de ocio, de formación, de educación o de empleo.

El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, visitó, junto al presidente de la Diputación de Ciudad Real y la alcaldesa de la localidad uno de los 17 puntos de inclusión digital con los que cuenta la capital. En la Casa de la Ciudad, a modo de demostración, conversaron por videoconferencia con el alcalde de Alcoba, quien les relató los beneficios que el PID ha llevado al municipio.

El presidente de la institución provincial, José Manuel Caballero, destacó que gracias a la inversión conjunta de la Junta de Comunidades, a través de fondos Feder, y la Diputación, Ciudad Real ha podido extender la red que más puntos de inclusión digital ofrece a sus vecinos de la región y posiblemente también de España. Un total de 519 en 97 municipios, incluidas sus aldeas y pedanías.

Visita al PID de la Casa de la Ciudad de Ciudad Real / Elena Rosa

Visita al PID de la Casa de la Ciudad de Ciudad Real / Elena Rosa

La inversión total ha ascendido a 1,8 millones, de los que 1,2 han sido aportados por la Junta de Comunidades y el resto por la institución provincial.

Como detalló Caballero un PID está compuesto por tres ordenadores (un total de 1.600 en toda la provincia), un escáner y una impresora, entre otros periféricos. “Abren posibilidades inmensas a los ciudadanos, en especial a los residentes en pequeños municipios, permitiéndoles acceder a trámites de la administración, a atención sanitaria, a ocio, empleo…”

Una buena noticia en la que la Diputación quiere ir un paso más allá. Por este motivo ha habilitado una partida de 500.000 euros para la contratación durante seis meses de 97 dinamizadores de estos puntos PID, actuando como apoyo a los ciudadanos que hagan uso de los mismos.

Administración electrónica y firma digital

Caballero, que también agradeció el esfuerzo de la Junta para que la fibra óptica llegue a todos los puntos de la provincia, avanzó que ahora el reto es potenciar la administración electrónica. “Hay más de cien procedimientos que pueden realizarse desde la administración electrónica y vamos a trabajar para combatir la barrera que dificultaba su uso: la identificación y firma electrónica”.

Al respecto Caballero informó de que hasta hace poco la Subdelegación del Gobierno, la Seguridad Social y la Agencia Tributaria eran los únicos autorizados expedir la firma electrónica al ciudadano que la solicitase. Recientemente se ha sumado la Diputación y ahora, el reto, indicó el presidente de la institución provincial, es que los 97 dinamizadores que se van a contratar tengan autorización para esta expedición de certificados y firma.

“Es un proceso sencillo que hasta ahora resultaba limitante para el uso de la administración electrónica y hemos iniciado los trámites para que los dinamizadores en los 97 ayuntamientos en los que estarán presentes puedan darla”, explicó Caballero, que subrayó la importancia de “democratizar el acceso a la administración electrónica y superar las limitaciones del territorio”.

Visita al PID de la Casa de la Ciudad de Ciudad Real / Elena Rosa

Visita al PID de la Casa de la Ciudad de Ciudad Real / Elena Rosa

Atender las necesidades de los municipios

Por su parte el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, detalló que los objetivos de los puntos PID son reducir la brecha digital, atender las necesidades de los municipios, en especial de los más pequeños, y acercar la administración al ciudadano mediante el fomento de la administración electrónica.

Indicó que para el desarrollo de estos puntos el Gobierno regional ha contado con 9 millones de euros procedentes de Feder y subrayó el éxito de la implantación, destacando especialmente la rápida labor desarrollada por la Diputación de Ciudad Real en la puesta en marcha de sus PID.

Por último la alcaldesa de Ciudad Real, Pilar Zamora, detalló que en Ciudad Real hay 17 PID en las pedanías, los centros sociales y el Registro del Ayuntamiento, con más de cincuenta usuarios dados de alta hasta el momento (trámite que puede realizarse en la Casa de la Ciudad).

Agradeció Zamora la labor de la Junta y la Diputación para la puesta en marcha de estos puntos, que en Ciudad Real han contado con una inversión de 70.000 euros.

Visita al PID de la Casa de la Ciudad de Ciudad Real / Elena Rosa

Visita al PID de la Casa de la Ciudad de Ciudad Real / Elena Rosa