537 viticultores de la provincia solicitan 10,7 millones para reestructurar y transformar el viñedo

Julia Yébenes Ciudad Real
Campos de viñas en Castilla-La Mancha / Lanzalena Rosa

Campos de viñas en Castilla-La Mancha / Lanzalena Rosa

En Castilla-La Mancha, han solicitado subvenciones por 28,3 millones de euros para transformar (974.280 euros y 389,43 ha) o reestructurar (27,3 millones de euros y 4.906,84 ha) un total de 5.296,27 hectáreas

Un total de 537 viticultores de la provincia, el 29,5% de los 1.819 de Castilla-La Mancha, han solicitado las ayudas para desarrollar en 2018 planes de reestructuración y transformación de viñedo, dentro de la última convocatoria cuyo plazo se cerró el pasado 14 de agosto.

Se trata de un nuevo plan dentro del programa de apoyo al sector vinícola 2014-2018 que está permitiendo a los productores castellano-manchegos innovar y mejorar sus explotaciones para aumentar la competitividad y rentabilidad.

Según los datos facilitados por la Consejería de Agricultura, han sido trece las entidades que han tramitado en la provincia los casi 2.000 expedientes para modernizar una superficie de 1.934,19 hectáreas de viñedo, con unas subvenciones previstas de 10,7 millones de euros, entre reestructuración -1.811,73 ha y 10,4 millones- y transformación -122,46 ha y 306.379 euros.

En Castilla-La Mancha, una cuarentena de sociedades tramitadoras han solicitado ayudas por 28,3 millones de euros para transformar (974.280 euros y 389,43 ha) o reestructurar (27,3 millones de euros y 4.906,84 ha) un total de 5.296,27 hectáreas.

Ciudad Real es la provincia que ha contabilizado, según los datos de Agricultura, más expedientes y que ha solicitado ayudas para más extensión, seguida de Cuenca, con casi 7 millones de euros y 1.365,55 ha en total, mientras que Albacete prevé una subvención de 5,7 millones para transformar 1.081,27 hectáreas, y Toledo ha calculado un montante de 4,9 millones para reconvertir 915,26 hectáreas de sus vides.

Por número de parcelas, Ciudad Real también es la provincia que suma más, con 1.056, para una superficie global de 1.784,89 hectáreas, y una subvención de 9,9 millones. Cuenca ha registrado 1.044 parcelas en la convocatoria, Toledo, 718, Albacete, 682 y Guadalajara, 11. En total, en la región se han contabilizado 3.511.

Por variedades

Respecto a la reestructuración (plantación de una nueva variedad o sustitución de otra), el capítulo con más potencial contributivo, la variedad más concitada entre las 38 para la que se han solicitado los 27,3 millones ha sido la uva macabeo (la airén no era objeto de ninguna de las ayudas), con 968,03 hectáreas y una subvención de 5,4 millones, seguida de la garnacha, para 905,45 ha y 4,9 millones, y la tempranillo, con 780,33ha y 4,3 millones.

Destacan las ayudas de 1,7 millones solicitadas para la variedad bobal, cuya extensión está creciendo en la zona de La Manchuela, para reestructurar 323,19 ha, y los 908.571 euros para mejorar 151,21 ha de chardonnay, mientras que las menos solicitadas para su innovación han sido variedades con menor implantación en Castilla-La Mancha.

En concreto, han tramitado ayudas de más de 19.000 euros para 3,16 hectáreas de gewurz, y para 2,29 ha de pardillo, 12.518 euros, mientras que para la malbec han solicitado concesiones por 16.993 euros para reestructurar 3,06 ha, y para menos de una hectárea (0,60) de tinto velasco se estima una ayuda de 2.544 euros.

Entidades tramitadoras

En cuanto a las empresas que han gestionado en la provincia de Ciudad Real las ayudas son Globalcaja, la que más expedientes ha tramitado, además del grupo Baco Dcoop, Asaja Valdepeñas y Ciudad Real, Caja Rural Castilla-La Mancha, la Cooperativa de Agricultores y Ganaderos de Socuéllamos, JPerdon, Morería Ingenieros, las cooperativas Santa Catalina, El Progreso y Cristo de la Vega, el grupo Montes Norte y la cooperativa de segundo grado Sertymans.

Novedades

Esta convocatoria -la orden para la próxima se publicará a principios de 2018- contemplaba algunas novedades como que así como los beneficiarios que renuncien al proyecto tras haberlo gestionado, no podrán solicitar ayudas en la siguiente reestructuración.

Además, según las bases reguladoras de la convocatoria, quienes hayan solicitado la transformación de vaso en espaldera deben figurar en el Registro Vitícola como titulares y agricultores de las parcelas de viñedo para las que se pide la ayuda.

En el caso de la reestructuración, también debían estar registradas las parcelas a arrancar, los derechos, y las autorizaciones que han acreditado.