Absuelven por falta de pruebas al joven de Valdepeñas acusado de abusar de un chica

A la joven la asaltó un hombre joven de madrugada en la calle Madagalena, y la manoseó tras ponerle un cuchillo en el cuello. El acusado tiene antecedentes por exhibicionismo y la chica lo reconoció en una rueda policial, tras mostrarle unas fotos. Pero la Audiencia ha dictaminado que esa única prueba no es suficiente para condenarle a 7 años de cárcel  

Belén Rodríguez
Ciudad Real

Identificar al presunto agresor  en una rueda de reconocimiento policial no ha sido suficiente ante la Sección Primera de la Audiencia Provincial para condenar al supuesto autor de un abuso sexual denunciado el año pasado en Valdepeñas.

El acusado, R.G.M., de 29 años y con antecedentes penales por exhibicionismo y provocación, que en este caso siempre ha dicho que no fue él, acaba de ser absuelto del delito, por el que la fiscalía reclamó en el juicio siete años de cárcel.

“Este tribunal no alcanza la convicción suficiente sobre la autoría y sin dudar de la veracidad del testimonio de la víctima, no entiende suficiente la identificación visual consignada en la rueda de reconocimiento realizada en su día, máxime cuando se revela única o exclusiva prueba de cargo”, dice textualmente la sentencia, que se acaba de hacer pública.

La víctima, una chica joven, caminaba por la calle Magdalena de Valdepeñas sobre las 6.45 horas de la mañana del 29 de junio del año pasado cuando un hombre joven la agarró de forma sorpresiva por la espalda, le puso un cuchillo en el cuello, y le manoseó los pechos por debajo del vestido. Antes de esto y como para que no quedaran dudas de sus intenciones le dijo: “sólo quiero tocarte”.

Cuando se libró de su agresor y denunció ante la comisaría a la mujer le mostraron unas fotografías de hombres, con las características del acusado, y antecedentes. A uno de ellos, el acusado, lo reconoció, sin embargo el tribunal cree que esa prueba, la única contra R.G.M. es insuficiente como condenarle -en el proceso no hay ningún testigo circunstancial-.

El fallo del tribunal está en sintonía con las quejas del abogado del acusado, Felipe Lozano, que tras la celebración del juicio, a puerta cerrada, criticó la mala instrucción y la escasa investigación. “No se pueden pedir siete años de cárcel con tan poca prueba”, se quejó el letrado Felipe Lozano, el segundo que ha tenido R.G.M. en este procedimiento y que no pudo ni aportar testigos en el juicio por lo que consideró mala práxis  del anterior defensor.