Agrede y le sustrae el arma a un agente de la Policía Municipal de Pedro Muñoz

Ayuntamiento de Pedro Muñoz

Ayuntamiento de Pedro Muñoz

Agentes de la Guardia Civil detuvieron ayer en la localidad conquense de San Clemente a un hombre de 41 años como presunto autor de un delito de homicidio en grado de tentativa. El detenido intentó acabar el viernes con la vida de un policía local de Pedro Muñoz tras agradirle con un palo e intentar dispararle con la propia arma del agente, que previamente habría sustraído el supuesto agresor

Carlos Monteagudo
Ciudad Real

Agentes de la Guardia Civil detuvieron en el día de ayer en la localidad conquense de San Clemente a un hombre de 41 años como presunto autor de un delito de homicidio en grado de tentativa. El detenido intentó acabar en la mañana del viernes con la vida de un policía local de la localidad de Pedro Muñoz tras agradirle con un palo de madera e intentar dispararle con la propia arma del agente, la cual se la habría sustraído el supuesto agresor.
El suceso ocurrió durante la mañana del viernes, cuando el detenido, vecino de Pedro Muñoz conocido como “El Rayo”, el cual cuenta con un amplio historial delictivo, tenía la calle Daniel Aliseda cortada con leña interrumpiendo la circulación del tráfico. Según fuentes consultadas por este diario, el policía local agredido se acercó para decirle al supuesto autor que retirara la leña de la vía. Tras un rato discutiendo verbalmente, el detenido propinó diversos puñetazos al agente. El municipal corrió hacia el coche patrulla para pedir refuerzos, pero el supuesto agresos comenzó a agredirle con un palo de madera. Entonces fue cuando el agente intentó desefundar su arma reglamentaria, cuando al recibir un golpe en la mano derecha, cae el arma al suelo interceptándola el detenido. Acto seguido el supuesto agresor disparó al aire llegando a apuntar al policía con su propia arma amenazándole de muerte, según ha podido saber Lanza, “el agresor no logró disparar el arma por segunda vez gracias a que se encasquilló, no teniendo que lamentar un mal mayor”.
El supuesto agresor huyó hasta la localidad albaceteña de Villarrobledo, donde se halló su vehículo, tras llegar refuerzos a la zona. Finalmente fue detenido en la localidad cercana de San Clemente, donde al parecer vivía su pareja sentimental.
Al agresor se le imputa un delito de homicidio en grado de tentativa y ha sido puesto a disposición judicial. Mientras, el agente agredido se recupera de las fracturas ocasionadas en la nariz, cúbito y radio.