Maribel Mansilla: “El que se confirmaran dos casos de coronavirus ha hecho crecer la preocupación y el miedo en Agudo”

J. M. Izquierdo Ciudad Real
Maribel Mansilla, alcaldesa de Agudo, en su  despacho del Ayuntamiento /Lanza

Maribel Mansilla, alcaldesa de Agudo, en su despacho del Ayuntamiento /Lanza

La alcaldesa de Agudo, Maribel Mansilla, reconoce que la confirmación de dos casos positivos en la población ha hecho crecer la preocupación y el “miedo” entre los habitantes por el contagio de coronavirus”. No es lo mismo verlo de lejos que de cerca, dice.

La alcaldesa de Agudo -1.700 habitantes-, Maribel Mansilla, asegura que la población de la localidad ha aumentado su inquietud tras detectarse dos casos de coronavirus en la población en los últimos días. “La gente tiene miedo, al verlo tan cera, como todo el mundo”, recalca.

Hasta ese momento, “la gente se sentía un poco más protegida pensando que no había nada aquí”, señala, “y cuando ya sabes que lo tienes cerca de tu casa, en tu puerta o el vecino de al lado lo puede tener, la sensación es diferente a cuando lo ves un poco de lejos”. “Es un poco de miedo general, que me imagino que le pasa a toda la sociedad estará igual”, remarca.

Desde el Ayuntamiento hace hincapié la alcaldesa, “estamos poniendo todos los medios que humanamente podemos, los materiales, los humanos, se están haciendo mascarillas, hemos ofrecidos unas casas rurales que son propiedad del ayuntamiento para que las ocupen sanitarios si no quieren ir a sus casas para evitar `posibles contagios en sus familias, en fin, todo lo que está en nuestras manos”.

Mansilla señala que estas casa están siendo utilizadas por los sanitarios del centro de salud y las tres residencias de mayores, que también tienen sus temores “porque están trabajando sin todas las medidas de seguridad y eso hace que estén muy expuestos a un posible contagio”, indica.

Limpieza y a disposición de la gente mayor

Mansilla cuenta que ha “regado” varias veces el pueblo, la última este miércoles, y que se seguirá con el trabajo de desinfección de las vías públicas, en particular, de lugares donde más concurrencia de gente se pudiera dar.

Con respecto a la población de más edad, un colectivo importante en los pueblos de la provincia, la alcaldesa señala que se ha puesto a disposición de ellos la Policía Local, que les lleva la compra a cosa para la gente que lo necesita y se ha habilitado un teléfono de urgencias 24 horas para cualquier que lo pueda necesitar. “Lo tiene un empleado del Ayuntamiento en su casa y este pasa el aviso, llegado el caso, a quien proceda”, remarca.

Para los mayores también se están manteniendo el servicio de ayuda a domicilio, además se ha puesto varios bandos por el pueblo indicando que lo necesite la gente se pueda poner en contacto con el Ayuntamiento, haciendo especial hincapié en las personas más vulnerables. “A veces, yo misma –indica la alcaldesa- llamo a gente que sabemos que está sola, que no tiene mucha familia en el pueblo, cada dos o tres días se le llama por teléfono para saber si le falta algo, si necesita algo”,

“En los pueblos –reflexiona la alcaldesa- tenemos esa cosa, que sabemos cuál es la situación de la gente, no es como en las ciudades. Aquí siempre hay un primo tuyo que sabe que estas delicado o que tiene tal o cual circunstancias”. Aquí, señala, “esto nos permite activar institucionalmente y socialmente”.

En el Ayuntamiento, relata Mansilla, “se sigue trabajando, yo estoy todos los días aquí”, pero a puerta cerrada. Algunos funcionarios teletrabajando pero otros están allí físicamente “porque también hay mucho trabajo estos días, hay muchas cosas que gestionando, en relación también con la propia crisis”, dice la alcaldesa. Trabajo dentro del Ayuntamiento, en todo caso, guardando las distancias de seguridad entre empleados, resalta la alcaldesa.

Mascarillas

En la implicación del pueblo, Mansilla destaca al grupo de costureras voluntarias, con material que recibirán de Ciudad Real capital, para poder hacer mascarillas de protección contra el virus. Algunas de estas mascarillas, dice Mansilla, se destinarán al propio Agudo, para los sanitarios, paras las trabajadoras de las residencias de mayores, y otras para un centro de discapacitados de la capital, tras superar el proceso de higienización de las mismas, que estarán realizadas con un material homologado.