El Colegio de Psicología impugna la convocatoria para la provisión de la jefatura del servicio de Psiquiatría en Alcázar

Lanza Alcázar de San Juan
Fachada del Hospital Mancha Centro

Fachada del Hospital Mancha Centro

El Colegio Oficial de la Psicología de Castilla-La Mancha ha impugnado la resolución de la Gerencia de Atención Integrada de Alcázar de San Juan por la que se aprueba la convocatoria para la provisión de la Jefatura del Servicio de Psiquiatría, al considerar que "olvida" que los psicólogos clínicos son, igual que los psiquiatras, facultativos especialistas.

En un comunicado, el Colegio ha argumentado que la exclusión de especialistas facultativos en Psicología Clínica, limitando la participación en la convocatoria a los facultativos con nombramiento como personal estatutario fijo que ostenten plaza en la especialidad de Psiquiatría, no es ajustada a derecho, incumple la legalidad vigente y hace nula de pleno derecho la convocatoria, por no respetar los principios constitucionales de igualdad, mérito y capacidad.

En ese sentido, ha considerado que la particular denominación de ‘Servicio de Psiquiatría’, adoptada de forma “arbitraria” por el Hospital General La Mancha Centro, choca con la propia denominación y contenido del Plan de Salud Mental de Castilla-La Mancha 2018-2025, ya que debería denominarse ‘Servicio de Salud Mental’.

Además, se aparta, ha proseguido, de las recomendaciones contempladas en el informe de la Comisión para la reforma psiquiátrica, de abril de 1985, y que se tuvieron en consideración en la reforma del sistema sanitario general, incluyéndolas en la Ley 14/1986, de 25 de abril, General de Sanidad, con las bases de la plena integración de las actuaciones relativas a la salud mental en el sistema sanitario general y la total equiparación del enfermo mental a las demás personas.

Facultativos especialistas

La resolución impugnada “olvida”, reza el comunicado, que los psicólogos clínicos, al igual que los psiquiatras, son facultativos especialistas y que la convocatoria para cubrir un puesto de jefe del ‘Servicio de Psiquiatría’ en el Hospital General La Mancha Centro, con el requisito de que únicamente puede concurrir a ese proceso selectivo los facultativos especialistas en Psiquiatría, vuelve al “arcaico orden médico”, pues establece una “jerarquía totalmente corporativista” que vulnera los principios constitucionales de igualdad, mérito y capacidad.

Y agrega que el liderazgo del equipo y la responsabilidad sobre el proceso terapéutico no tienen por qué ser funciones exclusivas del psiquiatra, dado que “pueden recaer tanto en el psiquiatra como en el psicólogo clínico”.