Equo rechaza la retirada de algunos bancos de la Plaza de España de Alcázar

Lanza Alcázar de San Juan
Rueda de prensa de Equo

Rueda de prensa de Equo

“Sabemos, dice Equo, que la alcaldesa los ha quitado para cumplir con el resultado de los presupuestos participativos”, en los que 48 personas votaron por su retirada, aunque por tratarse de “espacios comunes de disfrute de toda la ciudad, consideramos que las propuestas de los vecinos del barrio sobre reformas sustanciales y arquitectónicas no debieron ser admitidas"

El Grupo Municipal de Equo del Ayuntamiento de Alcázar de San Juan rechaza en un comunicado que se hayan retirado algunos de los bancos de la Plaza de España, concretamente los situados en la fachada oeste de la zona denomindada ‘Jardinillo’.

“Sabemos, dice Equo, que la alcaldesa los ha quitado para cumplir con el resultado de los presupuestos participativos”, en los que 48 personas votaron por “la retirada bancos fachada oeste, zona Jardinillo de la plaza de España. Pintar bancos, papeleras, farolas, pérgola, reponer baldosas en la plaza España y poner fuente de agua potable”.

Sin embargo, este grupo municipales señala que un parque o una plaza, en este caso la Plaza de España, “son espacios comunes de disfrute de toda la ciudad, por lo que consideramos que las propuestas de los vecinos del barrio sobre reformas sustanciales y arquitectónicas no debieron ser admitidas, como ya manifestamos en su día”.

La nota añade a este respecto que “nadie entendería que los vecinos del Paseo de la Estación propusieran quitar los árboles y que los propios vecinos fueran los que votasen sí o no. O los vecinos del Arenal propusieran quitar los columpios, a los que van familias de toda la ciudad. Pero menos entenderían que el Ayuntamiento diera el visto bueno”.

En opinión de Equo, “las propuestas deben ser constructivas y nunca proponer quitar elementos arquitectónicos de uso común para toda la ciudad”, por lo que anuncia que se propone “reformar el Reglamento de los Presupuestos Participativos para que esto no se vuelva a repetir”.

Asimismo, el grupo municipal considera que la propuesta de los vecinos de retirar los bancos se produce “como consecuencia de la incapacidad de la administración local para solucionar un problema de exclusión social con respecto a población vulnerable”.

“La administración local debe buscar alternativas educadoras y sociales y nunca dejar la responsabilidad a los vecinos, comprendiendo por cierto el malestar del vecindario. Y mucho menos tomar una medida excluyente como es la retirada de los bancos públicos. Sabiendo además que el posible problema no se soluciona sino que se traslada de lugar, en este caso a 10 metros y junto a nuestros queridos Quijote y Sancho”, señala Equo en su nota.

Por último, la nota recuerda “el entramado de nuestra ciudad es plural y diverso y que no se pueden invisibilizar ni negar las múltiples realidades que nos conforman”.