El Hospital General La Mancha Centro llevará a cabo un nuevo método de extracción de sangre, la plasmaféresis

A. Rivas Alcázar de San Juan
Donante-de-plasma

Donante-de-plasma

El Hospital General La Mancha Centro dispone a partir de este jueves de una nueva máquina de plasmaféresis por la que han pasado ocho donantes en el día de hoy, en un proceso que tiene una duración de 30 a 40 minutos y que puede realizarse cada 15 días ya que la recuperación del donante se lleva a cabo únicamente con reposición de líquidos.

Elena Madrigal, Responsable del Centro Regional de Transfusión, ha definido el proceso de la plasmaféresis como la “obtención de un componente sanguíneo de mayor calidad y cantidad necesario para transfundir a los pacientes en sangrados agudos, problemas de coagulopatía o enfermedades cardioinmunes” que permite individualizar el tratamiento en función de la necesidad del paciente. Además, el plasma que no se transfunda se utilizará para la fabricación de medicamentos.

 

Se trata de un proyecto innovador a través del sistema de aféresis en el que se utiliza una máquina especial que extrae todos los componentes y por centrifugación se queda con el plasma o líquido de la sangre por el que circula los factores de coagulación y las proteínas necesarias para los pacientes. El resto es devuelto al paciente.

 

Óscar Talavera, gerente del Hospital alcazareño, se ha mostrado satisfecho con la adquisición de esta nueva máquina que permitirá administrar esta técnica que ya se emplea en otros centros de referencia de la región. Como ha indicado, la previsión es realizar la donación de plasma con una periodicidad mensual para “ir incrementándola en función de la demanda y de las necesidades”.

 

Plan de Hemodonación 2017 de Castilla-La Mancha

 

Esta adquisición supone un impulso para la donación de plasma que se contempla en el Plan de Hemodonación 2017 de Castilla-La Mancha que se realiza en coordinación con el Plan de Salud de la región y la Consejería de Sanidad para garantizar los componentes sanguíneos a todos los hospitales castellano-manchegos.

 

El proyecto del Plan 2017 consiste en 1950 plasmaféresis que afecta a toda la región. En Alcázar se dará comienzo con una sesión al mes alcanzando también las localidades vecinas de Campo de Criptana o Herencia. Después de la implantación de esta técnica, el Centro Regional de Transfusión introducirá la plaquetoféresis. Con la combinación de ambos procesos se obtendrán productos de mayor calidad para transfusiones masivas y la creación de medicamentos.

 

Miguel Ángel Moral, donante habitual de sangre, se ha convertido en el primero en hacerlo de plasma en Alcázar de San Juan. Como ha indicado Pilar Muñoz, gerente del punto de extracción, esta técnica muestra el futuro de la donación de sangre ya que permite optimizar los recursos mediante separación celular permitiendo individualizar los tratamientos de los pacientes para buscar los componentes sanguíneos adecuados que aseguren el stock en todos los hospitales de Castilla-La Mancha.

 

A diferencia del donante de sangre, el donante universal de plasma es el grupo AB que sirve para cualquier paciente. Tal y como ha indicado Madrigal, está demostrado que la transfusión de plasma  en los primeros momentos tras sufrir un accidente afecta a que disminuya la mortalidad que lleva asociada.

 

Mil donantes han visitado el punto fijo de extracción que se encuentra en las inmediaciones del Hospital alcazareño en estos primeros seis meses del año obteniendo 980 donaciones.

 

En el acto también han estado presentes el presidente de la Hermandad de Donantes de Sangre de Alcázar de San Juan, Julio García-Villajos, y la concejala de Sanidad, Rosa Idalia Cruz, que han mostrado su satisfacción por este nuevo método de extracción de sangre agradeciendo la solidaridad de los ciudadanos en este proceso.