La residencia comunitaria de Salud Mental de Alcázar de San Juan celebra su primer aniversario

Lanza Alcázar de San Juan
Autoridades en la celebración

Autoridades en la celebración

El 29 de noviembre de 2019 cumplía su primer año de existencia la Residencia Comunitaria de Salud Mental de Alcázar de San Juan. Un servicio, ubicado junto a la residencia de ancianos GB, que acoge a un total de 40 residentes que están completamente integrados en la vida de la ciudad. El Consejero de Sanidad de la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha, Jesús Fernández Sanz, así como la alcaldesa alcazareña, Rosa Melchor, celebraron junto a familiares, residentes y profesionales este importante aniversario.

Tras años de justas reivindicaciones, el 29 de noviembre de 2018 se abría la Residencia Comunitaria de Salud Mental de Alcázar de San Juan. Un servicio público, con una oferta de 40 plazas para personas con trastornos mentales graves, con el objetivo de atenderles y orientarles para conseguir su plena inclusión en la sociedad.

“La residencia era una necesidad real en nuestra zona y en Castilla La Mancha. Es cierto que la construcción de un edificio público con este fin llegó en mala época, coincidiendo con la crisis económica y el cambio de signo político en la localidad, la región y el país. Circunstancias que paralizaron el proyecto inicial. Pero no nos quedamos parados y decidimos retomarlo como se tiene que hacer, desde el corazón, poniendo a disposición de familias y enfermos este recurso tan necesario. Lo hemos hecho gracias al apoyo de la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha y la Residencia García Baquero, con muy buenos resultados”, explicó la alcaldesa de Alcázar, Rosa Melchor, en su intervención.

Buenos resultados que resumió describiendo como un “hogar para los residentes” este recurso, destacando que están plenamente integrados en la vida social y cultural de la ciudad, “son 40 vecinos y vecinas más”. Igualmente, recordó que el Ayuntamiento tiene una colaboración permanente con la residencia y que, entre otras cosas, ha facilitado que los autobuses urbanos tengan una parada en este recurso para que los residentes puedan utilizarlo con normalidad.

La Directora General de Humanización y Atención Sanitaria de la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha, María Teresa Marín Rubio, que acompañó al Consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, destacó que este recurso “es un sueño hecho realidad que permite la recuperación de personas con trastorno mental grave. Esto es gracias a los recursos con los que cuenta, especialmente el equipo humano, y a que se encuentra en una localidad inclusiva como Alcázar”.

Más de un centenar de personas, entre residentes, familiares, equipo de trabajadores y autoridades celebraron el primer año de vida de la Residencia Comunitaria. Un sencillo acto en el que los propios residentes contaron su día a día e hicieron muestra de sus habilidades.