Unas 50 personas participan en una concentración antitaurina frente a la plaza de toros de Alcázar

Lanzadigital.com Alcázar de San Juan
Imagen de la manifestación antitaurina / Lanza

Imagen de la manifestación antitaurina / Lanza

Leyeron un manifiesto en el que recordaron los inicios del movimiento antitaurino en la localidad

Como vienen haciendo los últimos años, medio centenar de personas se concentraron este viernes frente a la plaza de toros de Alcázar de San Juan para pedir el cese de la tauromaquia, y la violencia que ésta supone en el municipio.

Fue convocada por la Asociación Cultural Antitaurina de Ciudad Real y la protectora municipal, Animalcazar, y se corearon lemas como “los niños a jugar y no a ver matar”, “menos tradición y más educación”, “cultura el Quijote, vergüenza el capote” o “maltrato animal al código penal”.

La concentración se llevó a cabo sin incidencias y en todo momento estuvieron las fuerzas de seguridad del municipio, así como al final se despidieron al cántico “Toro, hermano, estamos a tu lado”.

Previamente, leyeron un manifiesto en el que recordaron los inicios del movimiento antitaurino en Alcázar de San Juan.

“Un año más nos concentramos ante esta plaza utilizada para torturar hasta la muerte a seis animales, con el beneplácito de nuestro Ayuntamiento y camuflado bajo la excusa de la tradición”, señalaron, a la vez que destacaron “los muchos detractores” de esta fiesta a lo largo dela historia como la Reina Isabel I, Francisco de Quevedo, Giner de los Ríos, Fernán Caballero, Emilia Pardo Bazán, Azorín, Machado, Unamuno, Juan Ramón Jiménez, Miguel Hernández, o Santiago Ramón y Cajal, hasta llegar a relevantes personajes como Amaral, Dani Rovira, Pilar Rahola, Aleix Espargaró, Clara Lago, Rosa Montero, entre otros.

Recordaron la historia viva de los activistas locales antitaurinos, desde que en 1983 empezaron a movilizarse, con el colectivo ecologista Taray, hasta la actualidad, tras casi 40. “Ahora hay personas jóvenes, pertenecientes a organizaciones de protección animal incluso formando en los últimos años una Asociación a nivel provincial que luchan por las mismas ideas”, comentaron.

También aseguraron que su lucha tendrá algún día respuesta, cuando llegue “la verdadera cultura, que nada tendrá que ver con la tortura, ni con la explotación de ningún ser vivo”. Su aportación sumará al potencial para conseguir “abolir la tauromaquia”.