Víctor López Menchero expuso la historia de las canteras molineras de Piédrola en el Museo Municipal de Alcázar

A. Rivas Alcázar de San Juan
Conferencia de Víctor López-Menchero sobre Piédrola y su cantera molinera

Conferencia de Víctor López-Menchero sobre Piédrola y su cantera molinera

Las canteras molineras de Piédrola encontradas en el término municipal de Alcázar, reflejan la enorme riqueza de las poblaciones asentadas desde la Edad Media, como un espacio con gran cantidad y calidad de restos arqueológicos. Este ha sido el tema principal de la conferencia impartida por Víctor López Menchero, arqueólogo director de la excavación, que ha realizado en el Museo Municipal de la localidad este miércoles para presentar los resultados obtenidos en 2017.

Como bien ha indicado, este año el proyecto se ha centrado en exclusiva en las canteras de molino, hallazgo de “gran importancia desde el punto de vista de la investigación”, que ya se habían trabajado en 2013 pero que no se había vuelto a estudiar hasta ahora. Estudio que ha sido posible gracias a la cofinanciación entre el Ayuntamiento de Alcázar de San Juan, la JCCM, y la colaboración de la Universidad de Castilla-La Mancha.

Uno de los aspectos descubiertos en este paraje ha sido el carácter importador primero, y exportador después, que esta localidad jugó desde la prehistoria como principal fabricador de piedras de molino alcanzando gran prestigio en el ámbito regional, y que abastecía no sólo a la comarca, sino a lugares tan distantes para los medios de transporte de la época como Corral de Calatrava y otras poblaciones castellano-manchegas.

Se ha descubierto que se trató de una industria muy potente para la época en la que se basa la industria pesada de entonces y que sería comparable a cualquier industria pesada actual, ya que además movió un volumen económico “importante y de personas. Todo esto lo estamos empezando a conocer ahora porque había permanecido en el olvido y en el anonimato, y poco a poco estamos rescatando ese patrimonio y esa historia que se esconde detrás de ese patrimonio”, indicó López Menchero.

Entre las piezas que se han encontrado, el arqueólogo señaló se han hallado piezas que se utilizaban en la producción de aceite, esto significa que las canteras abastecían a “toda la industria agroalimentaria o agraria de la época que se centraba en el cultivo del cereal, el vino o el olivo. El objetivo de estas canteras era abastecer esa industria que era tan importante para la subsistencia de la población desde la Edad Media hasta el siglo XX”.

Tras el descubrimiento de la villa romana, la necrópolis islámica y el poblado datado de la época calcolítica que cuenta con una antigüedad de más de 4.000 años, se considera que el yacimiento tiene una calidad excepcional que habrá que seguir trabajando a lo largo de los años.

Sin embargo, aunque existe una falsa idea de que “la historia no interesa, que a los escolares cada vez les interesa menos la historia y que vivimos un momento en donde se ha perdido el interés, es totalmente falso”, ha explicado López Menchero, ya que “nunca antes se habían publicado tantas revistas de divulgación de historia, películas, documentales y novela  histórica, ni se habían vendido tantos libros de  historia, sí que es verdad que la sociedad tiene un interés y existe una demanda de consumo de historia y patrimonio”.  Hecho que se refleja en el aumento del turismo cultural ya que el número de visitantes a yacimientos arqueológicos o monumentos, crece todos los años, “eso demuestra un interés indudable de la sociedad”, destacó el arqueólogo.

Un yacimiento que no caerá en el olvido ya que el objetivo del Ayuntamiento de Alcázar es musealizar y convertir este escenario en una zona para visitantes y turistas acotado y con señalización didáctica en el mes de abril, según anunció el concejal de Cultura, Mariano Cuartero. “Este proyecto desde el Ayuntamiento parece tan extenso en hectáreas pero también por interés, que parece que sea inasible. Por eso hemos creído que lo más sensato es acotar proyectos como este de musealizar esta cantera molinera para ir avanzando poco a poco sin perdernos en la frustración de la gran riqueza que tenemos dentro. Por suerte contamos con la colaboración de la Universidad de CLM y de la Junta,  por eso el Ayuntamiento está dando unos pasos despacio pero muy seguros, para poder ofrecer a la ciudadanía esa historia in situ de la Península Ibérica”.

Expolio de restos arqueológicos

Numerosos descubrimientos que siguen sufriendo el expolio de las mafias y bandas organizadas a pesar de la vigilancia a la que se someten por parte de las Fuerzas de Seguridad. A este respecto, el director ha resaltado que “este año hemos podido constatar que una de las mejores piezas de piedras de molino que se conservaban en Piédrola ha desaparecido, ha sido pasto del expolio. Además una pieza muy rara porque se utilizaba como cama de vino para las prensas de vino, no era de molino hidráulico o de viento, y hay muy pocas en Piédrola, de hecho en España hay muy pocas localizadas e inventariadas”

Se trata de un fenómeno que sigue existiendo, no solamente en Piédrola, sino en toda en España, y que está afectando especialmente a Castilla-La Mancha debido a su extensión y la gran cantidad de yacimientos arqueológicos, “esto hace que haya una presión importante sobre todo en estos momentos de bandas organizadas de Andalucía, mafias, que suben a CLM a expoliar los yacimientos de la región”.

A pesar de que la intención es la de que el visitante pueda observar estas piezas in situ, ante esta situación, se ha planteado la posibilidad de trasladar los hallazgos más importantes al museo arqueológico alcazareño.