Vuelven los mayos a la iglesia de Santa María de Alcázar

Lanza Alcázar de San Juan

Este año Rafael Castellanos ha pronunciado el pregón en el que recordaba a todos los que nos han dejado en tiempo de pandemia.

Este año sí ha podido ser, y la iglesia de Santa María se vistió de gala para celebrar la petición de licencia a la Virgen del Rosario Coronada, patrona de Alcázar, para cantar los mayos y se celebraba también el tradicional pregón, que ha pronunciado Rafael Castellanos, hermano de la Archicofradía de la Virgen.

De nuevo y con todas las medidas de seguridad sanitarias volvían los mayos a la iglesia de Santa María, cuando “ya estamos a 30 de abril cumplido, mañana entra mayo hermoso y florido”; letra ésta que en Alcázar todo el mundo conoce, y se oye en las rondas de mayos.

Con los acordes usuales y los cánticos de los mayos, los distintos grupos que participaron, fueron pidiendo licencia a la Virgen y desgranando sus canciones tradicionales. Así lo hicieron el Coro de Santa Zita, el de Santa María, los Coros y Danzas y la asociación Banda de música. Se echó de menos este año a Los Rondadores y la Rondalla del Centro de Mayores.

Al acto asistían como representantes del ayuntamiento el teniente de alcalde, Gonzalo Redondo, y la concejala de Bienestar Social, Patricia Benito que acompañaron a los miembros de la Archicofradía junto con el concejal del PP, Eduardo García. En el acto también participaron las Damas de la Virgen del pasado año.

El presidente de la Archicofradía, David Castellanos, lamentaba la situación que hemos vivido con la pandemia, y se mostraba muy contento por poder volver a celebrar un acto como este, todos juntos, con menos personas, pero que se suplió emitiéndolo para todo el pueblo a través del directo que emitió Mancha Centro Televisión que también tiene a disposición de los interesados en su canal de YouTube.

Por su parte Gonzalo Redondo agradeció la labor y la valentía de los miembros de la asociación por organizar el acto y por vigilar estrictamente todas las medidas sanitarias. Añadía que estaba seguro de que el acto también significaba el recuerdo a todos los que ya no están con nosotros.

En su pregón Rafael Castellanos realizaba un recorrido histórico por la tradición y recordaba la historia de la imagen de la Patrona, la Virgen del Rosario. Rafael Castellanos, que es más de 40 años miembro de la asociación, relataba anécdotas propias, además de emocionadamente quería que el acto recordara a aquellos que lo han pasado mal en esta etapa de pandemia y a todos los que nos han dejado se echaban de menos.