Alcolea de Calatrava

Ciudad Real

Detrás del camión de la basura

Rocío Medina es la única mujer basurera de la agrupación de RSU en la planta de Ciudad Real. Lanza realiza con ella la ruta entre Alcolea de Calatrava, Piedrabuena, la Tabla de la Yedra, Luciana y Picón por el Día Mundial del Medio Ambiente. La basurera lidia casi a diario con contenedores con escombros, animales muertos, bolsas de sondas y basura suelta, aunque destaca que el reciclaje de plástico, vidrio y papel va en aumento. Desde que apareció el Covid-19, la recogida ha crecido “entre 2.500 y 3.000 kilos diarios"

Alcolea de Calatrava

Eduardo Plaza: «En Alcolea el objetivo es el bienestar y la salud de los empleados municipales  y los ciudadanos»

Los servicios básicos funcionan con normalidad en Alcolea de Calatrava / Lanza

Eduardo Plaza no fue antes ni concejal y ahora lleva unos diez meses como alcalde Alcolea de Calatrava teniendo que hacer frente, en su ámbito, a una crisis que supera con creces las fronteras de su pueblo. Dice que su principal objetivo es garantizar el bienestar y la salud de los empleados municipales y de todos los ciudadanos.

En cifras

Alcolea de Calatrava

Escudo Alcolea Calatrava
Superficie
70,79 Km²
Habitantes
1.455 (2018)
Alcalde
Eduardo Plaza Adámez (PSOE)

Blogs

Crónicas de la historia

Noticias curiosas y sucesos extraordinarios

La década de 1940 en España fue muy dura para aquellos que les tocó vivirla, pues aunque la guerra civil había concluido, su rastro de hambre y miseria tardaría varios años en borrarse. Los 40 son años de racionamiento, de mercado negro y de rígida censura. Por eso, la sociedad de la posguerra fue ante todo una sociedad reprimida. En lo que se refiere a la prensa, el Estado fundó unos cuarenta diarios, la llamada Prensa del Movimiento, que actuaron sobre la base de censura previa y consignas oficiales. Para contrarrestar la imposibilidad de publicar cualquier tipo de crítica política o de sucesos que pudieran perjudicar al régimen único, era frecuente la aparición en estos diarios, entre los que se contaba el Lanza, de noticias curiosas y acontecimientos más o menos extraordinarios que los periodistas contaban con gracejo, como si quisieran que los lectores olvidaran durante un rato los graves problemas que les acuciaban.

Hernandez