Cuatro concejales del PP de Alhambra se rebelan contra el alcalde, de su mismo partido, y presentan una moción de censura

Carlos Monteagudo Ciudad Real
Imagen de Victor Manuel Orejón, previsiblemente, futuro alcalde de Alhambra

Imagen de Victor Manuel Orejón, previsiblemente, futuro alcalde de Alhambra

La moción de censura, presentada contra el alcalde por su forma "personalista y oscura" a la hora de gobernar, saldrá adelante al contar estos cuatro concejales con la mayoría absoluta en el Pleno del Ayuntamiento de Alhambra.

Cuatro concejales del Partido Popular de Alhambra se han rebelado contra su alcalde, Luis Santos Robles, también del PP, y han presentado una moción de censura contra él por la «forma personalista y oscura» con la que actúa a la hora de gobernar. Previsiblemente, esta moción de censura saldrá adelante, ya que estos cuatro concejales cuentan con mayoría absoluta en el Pleno del Ayuntamiento de Alhambra al estar compuesta la Corporación Municipal por un total de siete concejales.

Según el documento por el que se solicita la moción de censura, el cual está firmado por la secretaria municipal del Ayuntamiento de Alhambra, el actual concejal de Cultura, Festejos y Deportes, Victor Manuel Orejón, se postula como candidato para ser elegido nuevo alcalde de Alhambra, una vez que se celebre el pleno de moción de censura y ésta salga adelante.

En el escrito de presentación de la moción de censura, los cuatro concejales del PP señalan que existe «una total falta de confianza en la forma de proceder» del actual alcalde, quien «actúa de forma personalista y oscura, impidiendo en la mayoría de las ocasiones la colaboración del resto de miembros del equipo de gobierno». El escrito también indica que el alcalde niega información a estos cuatro concejales y «solo informa de lo que él considera oportuno».

La solicitud acusa al alcalde de «retener solicitudes de asociaciones o vecinos interesados en alguna cuestión», perjudicando así a los vecinos de la localidad. La moción de censura también ha sido presentada por la «imposibilidad» del alcalde para ejecutar el presupuesto municipal «tal y como está aprobado» y «haciéndolo depender de su voluntad».

El pleno para la moción de censura, que se celebrará el próximo 22 de mayo, llega justo un año después de las elecciones municipales, en las cuales el Partido Popular revalidó la Alcaldía con cinco concejales frente a los dos que obtuvo PSOE.