Las Jornadas Ibero-Romanas de Alhambra mueven a 200 actores y miles de personas entre el público

Noemí Velasco Alhambra
Desfile de legiones romanas en las Jornadas Ibero-Romanas Laminitanas de Alhambra / Jesús Gómez H.

Desfile de legiones romanas en las Jornadas Ibero-Romanas Laminitanas de Alhambra / Jesús Gómez H.

Las Jornadas Ibero-Romanas de Alhambra han rescatado un año más la historia de la antigua región Oretania y la ciudad de Laminium, entre batallas de gladiadores, procesiones de antorchas, rituales con vino y competiciones de alpargatas. La quinta edición ha reunido 200 actores en los grupos de recreacionistas y ha acercado a más de 3.000 personas desde el pasado jueves con una intensa programación de espectaculos, visitas guiadas, conferencias y gastronomía

Las legiones romanas y los pueblos íberos han tomado en los últimos días la antigua ciudad de Laminium para recorrer la historia de Hispania, en esta tierra también conocida como Oretania. Luchas de gladiadores, incineraciones iberas, entrenamientos de legiones y gastronomía milenaria. Las Jornadas Ibero-Romanas de Alhambra han vuelto a regalar un sinfín de actividades para conocer el pasado.

Desde el pasado jueves, las jornadas de Alhambra han movilizado a 200 actores en las diferentes recreaciones históricas, que han atraído a miles de personas de toda la provincia de Ciudad Real e incluso de fuera. Francisco Gómez Horcajada estima que “entre 3.000 y 4.000 personas” han acudido a la localidad desde el pasado jueves.

Pero todo no han sido recreaciones, pues estas jornadas organizadas por la asociación Alhambra Tierra Roja y que cuentan con la colaboración del Ayuntamiento y la Diputación provincial, también han incluido gastronomía, visitas guiadas y charlas divulgativas centradas en el periodo comprendido entre los siglos II a. C. y II d. C.

Comprometidos con la conservación, protección y la promoción del patrimonio desde hace más de veinticinco años, la asociación Alhambra Tierra Roja ha ido a más en la quinta edición de estas jornadas que han incluido más grupos de recreación y nuevos rituales de las culturas iberas y romanas, que tantos vestigios han dejado en la localidad.

Batallas, enterramientos y otros rituales

Escenificación de una batalla de gladiadores en Alhambra / Jesús Gómez H.

Escenificación de una batalla de gladiadores en Alhambra / Jesús Gómez H.

La batalla entre íberos y romanos durante la conquista de Hispania por las legiones republicanas fue un año más una de las actividades más espectaculares. La plaza de España fue el epicentro de la ocupación de los romanos liderados por Cayo Flaminio y de la fundación de Laminivm tras la rendición de los íberos oretanos.

Entre los espectáculos más vistosos también estuvo el ritual de enterramiento e incineración de un íbero, por la noche e iluminados por las antorchas, hasta la necrópolis visigoda; aparte de la lucha de gladiadores, las competiciones de lanzamiento de haba y de alpargata, o los entrenamientos con escudos y otras armas.

Novedades en la quinta edición, el presidente de Tierra Roja, Francisco Gómez destaca la representación del “ritual del paso de la adolescencia de los jóvenes iberos a adultos”, realizado por primera vez en toda España.

Documentado en toda Oretania, región íbera a la que perteneció Ciudad Real y Jaén, la representación del ritual tuvo lugar en el parque mirador del Calvario, un lugar emblemático de la localidad donde historiadores piensan que hubo un santuario. Alrededor de 100 personas participaron en la recreación.

Junto a otros grupos como Ludus Salaria y Gesta Gladiatora, Sagvntvm Civitas también representó como novedad diversos juicios de la época romana, en concreto, uno sobre adulterio y otro sobre la venta de productos comerciales.

La relación con el vino del mundo romano marca las conferencias

Piezas de cerámica en las ceremonias romanas representadas en Alhambra / Jesús Gómez H.

Piezas de cerámica en las ceremonias romanas representadas en Alhambra / Jesús Gómez H.

La parte divulgativa no ha faltado en las jornadas, con el tradicional ciclo de conferencias donde las entidades que trabajan en el terreno exponen los avances de las campañas arqueológicas y las investigaciones realizadas a lo largo del año.

Tras la conferencia sobre el papel del ejército romano como factor introductor del consumo de vino en Oretania y sobre las evidencias materiales del consumo de vino en los contextos arqueológicos de Laminium, los asistentes también contemplaron la escenificación del ritual del vino en honor a Dionisos en la cultura griega.

Francisco Gómez cuenta que, aunque en Hispania sólo hay algún asentamiento griego en la costa, sí hay elementos que demuestran su influencia, como las cerámicas. De hecho, los asistentes de las jornadas tuvieron la oportunidad de ver una reproducción de “lagynos”, un recipiente parecido a un decantador, encontrado en una villa romana a dos kilómetros de Alhambra y que en la actualidad está en el Museo Provincial.

Gastronomía y visitas guiadas

Recreaciones en espacios musealizados de Alhambra / Jesús Gómez H.

Recreaciones en espacios musealizados de Alhambra / Jesús Gómez H.

La gastronomía también estuvo presente con una degustación de platos sacados del recetario romano en la Casa de Melilla, que incluyó anchoas fritas, calabazas a la alejandrina, bizcocho cartaginés y vino con miel y especias.

Las Jornadas Ibero-Romanas también han sido una oportunidad, en palabras de Francisco Gómez, para “dar difusión a nuestro patrimonio histórico y arqueológico”. Así pues, Alhambra ha incluido visitas guiadas a los dos museos, el arqueológico y el romano, además de a los espacios musealizados y a la plaza, que tiene las dos únicas esculturas romanas que hay en la provincia.