Un juez suspende el pleno de moción de censura en Alhambra

Imagen aérea de Alhambra

Imagen aérea de Alhambra

La moción de censura se fraguó durante los 40 días que el actual alcalde estuvo de baja tras haberse contagiado de COVID-19. Al volver al Ayuntamiento de Alhambra tras su baja se encontró con que "alguien" había cambiado las cerraduras de su despacho y de la casa consistorial, le habían desviado las llamadas de su móvil oficial y hasta le habían cambiado las claves de su ordenador.

La justicia ha suspendido la celebración este viernes del pleno extraordinario del Ayuntamiento de Alhambra en el que se debatía la moción de censura contra el actual alcalde, Luis Santos, a quien se le rebelaron cuatro concejales de su propio partido, el PP. A través de una orden judicial después de que el alcalde presentara un recurso contencioso administrativo contra la moción de censura, un juez ha suspendido el pleno, que estaba previsto su celebración a las doce del mediodía de este viernes.

En declaraciones a Lanza, el alcalde, Luis Santos, ha evitado dar datos sobre el contenido del recurso presentado por él mismo y contra la moción de censura, pero ha dejado entrever que uno de los motivos es que durante el vigente estado de alarma no se puede celebrar un pleno de estas características, ni mucho menos, votar. «El juez ha considerado que había ciertas irregularidades en la moción de censura», ha destacado.

La orden judicial para impedir la celebración del pleno ha llegado media hora antes de que diera comienzo la sesión, lo que ha provocado revuelo en el pueblo, que cuenta con un total de 1.000 habitantes.

Cambiaron las cerraduras y desviaron las llamadas durante la baja del alcalde por COVID-19

El alcalde, del Partido Popular, se enfrentaba este viernes a una moción de censura que fue presentada por los otros cuatro concejales que el PP cuenta en el Pleno del Ayuntamiento de Alhambra. Dicha moción de censura se fraguó durante los 40 días que Santos estuvo de baja tras haber contraído el COVID-19.

«El día que me incorporé de nuevo al trabajo tras haber superado el coronavirus, me encontré con que habían cambiado las cerraduras de mi despacho y del Ayuntamiento, habían desviado las llamadas que yo tenía que recibir a sus teléfonos, cambiaron las claves del ordenador…», cuenta Luis Santos. «Incluso me llamaron del servicio de epidemiología del SESCAM para comunicarme que ya había superado el virus y no pudieron dar conmigo ni la persona que les cogió el teléfono me lo comunicó a mí», recrimina.

El PP provincial le ha dado de lado

Preguntado sobre si se han puesto en contacto con él desde los órganos provinciales del Partido Popular, Luis Santos ha querido dejar claro que le han dado de lado: «Nadie ha llamado para preguntar qué ha pasado ni para mostrarme su apoyo».

En este sentido, el alcalde ha recordado que a principios de marzo mantuvo una reunión con los alcaldes de Bolaños y Membrilla, Miguel Ángel Valverde y Manuel Borja, secretario general y coordinador general del Partido Popular en la provincia, respectivamente, de los que no volvió a «tener señales» en todo este tiempo. Incluso deja caer que es el PP provincial quien está «detrás de todo esto».

Por otro lado, ha agradecido al PP de Alhambra todo el apoyo que está recibiendo en estos días. «La inmensa mayoría está conmigo y piensan irse del partido si sale la moción de censura adelante», ha aseverado.