Almagro presentará antes de mayo de 2019 la candidatura para que el Corral de Comedias sea declarado Patrimonio de la Humanidad

Imagen del Corral de Comedias de Almagro / Lanza

Imagen del Corral de Comedias de Almagro / Lanza

El alcalde almagreño ha indicado que las expectativas son buenas, sin embargo ha reconocido que "es muy difícil conseguir la catalogación como Patrimonio de la Humanidad y mucho más para los países de Europa, ya que ha cambiado la política de patrimonio".

El Ayuntamiento de Almagro está trabajando para que “antes de mayo de 2019” tengan todo listo e iniciar los trámites para que el Corral de Comedias de la localidad sea declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Así lo ha dado a conocer este lunes el alcalde de Almagro, Daniel Reina, a preguntas de los periodistas momentos previos a la celebración del 30º aniversario de la Mancomunidad de Municipios del Campo de Calatrava.

Reina ha señalado que desde el Ayuntamiento están trabajando para que antes de mayo del próximo año esté finalizado el informe que tendrán que presentar a la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, quien analizará y aprobará el documento para después elevarlo al Ministerio de Educación y Cultura y éste a su vez al Centro de Patrimonio Mundial de la UNESCO, que evaluará si el corral es digno o no de pertenecer a esta catalogación, a través de la decisión de su Comité de Patrimonio. En la elaboración del informe están trabajando diferentes historiadores de la historia de Almagro y de su corral.

El alcalde almagreño ha indicado que las expectativas son buenas, sin embargo ha reconocido que “es muy difícil conseguir la catalogación como Patrimonio de la Humanidad y mucho más para los países de Europa, ya que ha cambiado la política de patrimonio”.

A pesar de ello, Reina ha considerado “que lo único que podemos hacer es intentarlo, a través de la presentación de un buen proyecto y que lo valore quien tenga que valorarlo”. El regidor almagreño ha comentado que “es una opción viable y atractiva” y que, “se consiguiese o no su catalogación”, el hecho de presentarlo supondría un fuerte revulsivo para Almagro y para toda la comarca del Campo de Calatrava.

En caso de que el Corral de Comedias obtuviese la catalogación como Patrimonio de la Humanidad sería un proceso largo en el tiempo de alrededor de tres años desde su presentación, por lo que, en caso de que la respuesta de la Comisión de Patrimonio fuera favorable para el corral, no sería hasta 2021 cuando se conociera.

Sobre el Corral de Comedias

El Corral de Comedias está distribuido en varias partes: el zaguán, la alojería, el patio, la cazuela, los aposentos o galerías y el tablado. Como curiosidades, el patio se ocupaba por los hombres de clase más baja, ya que si tenías más dinero pagabas algo más, podías sentarte en gradas bajo los soportales; la cazuela- el primer corredor frente al escenario se ocupaba por las mujeres que accedían por una entrada diferente que los hombres, ya que la relación entre ambos sexos no estaba permitida y las personas con mayor poder adquisitivo tenía su sitio junto al escenario. A modo de palcos a la derecha e izquierda del escenario a su misma altura, veían las obras que se representaban en un lugar privilegiado.

El Corral de Comedias de Almagro fue construido en 1628 por Leonardo de Oviedo a partir de una remodelación del antiguo mesón del Toro. La reforma consistió en la construcción de un tablado, mientras que en las crujías restantes, donde se ubicaría el público, se imitó el esquema compositivo de la Plaza Mayor. El patio era utilizado como lugar de acceso al resto de las dependencias que rodeaban su entramado de madera, tanto cuando se utilizó como espacio escénico, como cuando fue mesón. Después, al convertirse en posada de las comedias, las diferentes estructuras fueron cubiertas para el mejor aprovechamiento de un espacio que fue segregado horizontalmente por las propiedades colindantes. El Ayuntamiento compró su patio en 1954 y tras sucesivas restauraciones, en la actualidad funciona como teatro y acoge una intensa actividad, no solo durante el Festival Internacional de Teatro Clásico.

El por aquel entonces alcalde Julián Calero defendió su reapertura y restauración tras el hallazgo un par de años antes, cuando se derrumbó un muro de yesería que cubrían las galerías del primer piso del mesón de Toro. Solicitó 30.000 pesetas de subvención a la Diputación Provincial de Ciudad Real para adquirir el inmueble, ya que “se trata de un Corral de Comedias quizá único en España y en buen estado de conservación”.