La base de Almagro incorpora un sistema de simulación de vuelo en red puntero en Europa

Mandos del Ejército de Tierra y personal de Indra en el simulador de vuelo del helicóptero Tigre en Almagro, base en la que se ha presentado la nueva herramienta de adiestramiento virtual / J.Jurado

Mandos del Ejército de Tierra y personal de Indra en el simulador de vuelo del helicóptero Tigre en Almagro, base en la que se ha presentado la nueva herramienta de adiestramiento virtual / J.Jurado

La tecnología desarrolla por Indra para el Ejército de Tierra permite adiestrar a diferentes unidades de helicópteros de ataque sin moverse de sus bases en un gran "campo de batalla digital"

El Ejército de Tierra español se ha convertido en puntero en Europa en el desarrollo de una tecnología que consigue entrenamientos muy realistas de helicópteros de combate en red. Desarrollada por Indra, el sistema permite a las bases de helicópteros de Almagro y Colmenar (Madrid) realizar maniobras conjuntas sin que un solo militar o aeronave se mueva de su unidad.

Los entrenamientos en este “gran campo de batalla digital” son únicos por ahora en Europa por las diferentes plataformas que incorpora y la deslocalización del sistema, según han explicado técnicos de Indra esta mañana en la base militar de Almagro en la que se ha presentado el denominado Centro de Simulación de Helicópteros (CESIHEL), que ha hecho los primeros ensayos de ejercicios tácticos este año.

El tenitente gereral de Logística del Ejército de Tierra Ramón Pardo esta mañana en la base de Almagro / J.Jurado

El tenitente gereral de Logística del Ejército de Tierra Ramón Pardo esta mañana en la base de Almagro / J.Jurado

El teniente general de Logística del Ejército de Tierra Ramón Pardo ha destacado esta mañana en Almagro el “enorme ahorro” en horas de vuelo y munición de este sistema, operativo ya en las bases de las Famet de Almagro y Colmenar, y el año que viene en Agoncillo (La Rioja).

Gana el Ejército y España

La interconexión permite simular  instrucciones imposibles en la vida real y con su desarrollo, un proceso de veinte años que incluye los dos simulares de vuelto del helicóptero de ataque Tigre en Almagro, los seis para helicópteros Chinook y Cougar en Colmenar, y los dos  del nuevo helicóptero NH90 en La Rioja “ha ganado mucho el Ejército y también España, porque esta tecnología de Indra se podrá vender después fuera del país”, ha subrayado el teniente general.

Uno de los centros de operaciones de simuladores de vuelo del helicóptero Tigre de Almagro / J.Jurado

Uno de los centros de operaciones de simuladores de vuelo del helicóptero Tigre de Almagro / J.Jurado

El simulador salva vidas

Otra de las ventajas, la principal en opinión del general jefe de las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra (Famet) Juan Carlos González y del teniente coronel José Antonio Fuentes, director de la Academia de Aviación, es la seguridad: “El simulador salva vidas, con este sistema de interoperabilidad podemos instruirnos decenas de veces poniendo en práctica tácticas que en la realidad suponen riesgo personal y material”.

Responsable de Indra que ha participado en la presentación del Centro de Simulación de Helicópteros (CESIHEL) / J.Jurado

Responsable de Indra que ha participado en la presentación del Centro de Simulación de Helicópteros (CESIHEL) / J.Jurado

El sistema de simuladores no sustituye a los entrenamientos reales, pero es un complemento de enorme ayuda que permitirá so solo el adiestramiento de pilotos del Ejército de Tierra, sino a la Armada e incluso al servicio aéreo de la Guardia Civil.

El general jefe de las Famet Juan Carlos González Díez / J.Jurado

El general jefe de las Famet Juan Carlos González Díez / J.Jurado

Con este nuevo sistema de interconexión de simuladores de vuelo las Famet, una de las unidades más recientes del Ejército (se creó hace 52 años) se cubren las necesidades de entrenamiento para complejas misiones en países como Afganistán con condiciones de vuelo muy cambiantes y adversas (cambios térmicos), colaboraciones con otras tropas internacionales, operaciones de combate, asalto aéreo e incluso apoyo a emergencias a través de la Unidad Militar de Emergencias (UME).

Las Famet, a las que pertenece del batallón de helicópteros de Almagro, ha participado en los últimos veinte años en setenta y dos misiones internacionales. En los años 90 en la guerra de los balcanes y a partir de este siglo en Oriente Medio. Estuvieron en la primera guerra del Golfo en Irak, volvieron en 2003 y 2004, y en estos momentos siguen actuando en ese país como parte del contigente internacional en apoyo de la lucha contra el Estado Islámico. En Afganistán, donde se estrenaron los helicópteros Tigre, llevan diez años.