El PSOE de Almodóvar ve necesario que el pueblo opine en temas tan importantes como la remodelación de la Plaza Mayor

Lanza Almodóvar del Campo
Plaza Mayor de Almodóvar del Campo / Lanza

Plaza Mayor de Almodóvar del Campo / Lanza

Consideran desde las filas socialistas que el equipo de Gobierno encabezado por Lozano “se ha tomado el asunto como la típica obra que se le da a un cuñado para que te salga barata, y no creemos que en esta cuestión se deba ahorrar ni recortar”

El PSOE de Almodóvar del Campo opina que si el alcalde de la localidad, José Lozano, piensa tanto en sus vecinos y vecinas como dice, debería al menos solicitar la opinión de éstos en temas “de tanta enjundia” como la remodelación de la Plaza Mayor.

Para los socialistas es imprescindible que, en decisiones tan importantes, el Ayuntamiento abra en primer lugar un concurso para que las diferentes empresas aspirantes presenten sus ideas arquitectónicas o de diseño, y, en segundo lugar, un proceso participativo en el que “el pueblo opine y participe, principios básicos de una democracia que en el caso de Almodóvar del Campo no se dan”, lamentan.

Lejos de ello, el PSOE almodovareño considera que el equipo de Gobierno encabezado por Lozano “se ha tomado el asunto como la típica obra que se le da a un cuñado para que te salga barata, y no creemos que en esta cuestión se deba ahorrar ni recortar, pues no sabemos las consecuencias que tendrá sobre la obra prevista la rebaja anunciada a casi la mitad de su coste”.

Dicen los socialistas que no es lo mismo encontrarse en la prensa anuncios como que el Ayuntamiento de Almodóvar  “ha instalado algo tan importante como unos corchos a modo de paneles informativos, o comprado dos mesas de ping pong, que encontrarse de golpe con la remodelación del corazón del pueblo”, y añaden que no procede que una obra de tal envergadura vaya a despacharse con prisas en tres meses.

Recuerdan que actualmente el Ayuntamiento vive una situación de bonanza al haberse llenado las arcas municipales con más de 1,5 millones de euros procedentes de la instalación de una planta solar fotovoltaica, y añaden que “si el alcalde no tuviera prisa por gastar debería haber caído en que somos las personas que vivimos en este pueblo las que debemos elegir qué reforma queremos, pues está en juego la imagen que queremos dar de cara al exterior”, señalan para terminar.