La Asociación de Amigos de la Venta de la Inés celebrará la llegada del agua a la venta

Graci Galán Puertollano
La Asociación de Amigos de la Venta de la Inés en una de sus visitas a la venta / Lanza

La Asociación de Amigos de la Venta de la Inés en una de sus visitas a la venta / Lanza

Celebrar la llegada del agua a la Venta de la Inés tras la larga lucha que se ha llevado a cabo para conseguirlo, ese es el objetivo del acto que realizará el día 8 de junio la Asociación de Amigos de la Venta de la Inés

La Asociación de Amigos de la Venta de la Inés quiere celebrar con todos sus asociados y familiares la llegada del agua a la Venta de la Inés tras muchos años de lucha y de litigios. Será el próximo día 8 de junio, a las 12 de la mañana, cuando tenga lugar un pequeño acto en el que hablará el presidente de esta asociación, Alfonso Martín-Grande, junto al secretario de la misma, Eduardo Egido.

Será en este momento cuando los socios de este colectivo puedan comprobar, in situ, que el agua sale de los grifos de la Venta de la Inés, finalizando así con una larga y tediosa lucha por conseguir que el agua llegue hasta esta venta en pleno siglo XXI. Una lucha que comenzaba en el año 2003 tras ver cortado el suministro a la misma y que ha supuesto largos conflictos en los tribunales, “momentos de descontento y desilusión”, según explicaba Egido, pero que finalmente ha conseguido el objetivo propuesto en un inicio, “restaurar el agravio que se había hecho al propietario de la Venta, Felipe Ferreiro, y que el agua del río Tablillas llegue otra vez hasta la Venta”.

Además, en este marco natural incomparable se ofrecerá a los asistentes un pequeño aperitivo que servirá de celebración por haber conseguido que el propietario de la Venta de la Inés, Felipe Ferreiro, pueda volver a contar con agua en su venta cervantina como hace décadas así ocurría. Son muchos los visitantes de toda España que se acercan hasta esta Venta cervantina situada en el Valle de Alcudia y todos ellos mostraban su indignación por la situación que los propietarios de la misma vivían. Hace unos años la Venta de la Inés conseguía también que el servicio eléctrico llegara hasta la misma, haciendo así más cómoda la morada a sus propietarios.