La Encina Milenaria se cae al suelo y deja una triste estampa en el Valle de Alcudia

Graci Galán Puertollano
Dos imágenes de la Encina Milenaria, la tomada por Nieves Castillo caída en el suelo y una en todo su esplendor difundida por Nuria Torres

Dos imágenes de la Encina Milenaria, la tomada por Nieves Castillo caída en el suelo y una en todo su esplendor difundida por Nuria Torres

El Valle de Alcudia pierde a uno de sus maravillos ejemplares, el buque insignia de todas las encinas que pueblan esta zona, la Encina Milenaria ha caído al suelo

Era una majestuoso árbol que durante siglos ha estado presente en el Valle de Alcudia. La seña de identidad para muchos, es la Encina Milenaria del Valle de Alcudia que, tras ver varios siglos pasar, ha caído en estos días.

La antigua estampa señorial que se presenciaba cuando se visitaba este mítico árbol, esta mítica encina conocida por todos los ciudadanos de los pueblos de los alrededores del Valle de Alcudia, queda ahora por los suelos. En una imagen captada por uno de los visitantes se muestra cómo las raíces han salido de la tierra para dar vencimiento a la copa de esta Encina Milenaria.

Declarada como “árbol singular” estaba situada junto al pie de monte de la Sierra de la Umbría de Alcudia, en la finca Hato Blanco. Un árbol que se podía visitar por curiosos al ser un atractivo turístico dada su longevidad y a sus grandes dimensiones. También conocida como la encina de las mil ovejas, porque éste es el número de ovejas que podía cobijar en su sombra, es ahora más que nunca historia, la historia más natural del Valle de Alcudia. El patrimonio medioambiental que nos transmitía la Encina Milenaria queda ya un poco atrás.

La encina presentaba una copa de unos 20 metros de diámetro, dimensiones por las que la tradición popular llegó a otorgarle la capacidad de dar sombra a “mil ovejas”.

Por el momento se desconocen la fecha exacta de la caída y sus causas, aunque entre las hipótesis que se barajan está la enfermedad del árbol y las podas a que ha sido sometido en conjunción con las fuertes rachas de viento registradas en los últimos días, según ha explicado a Europa Press el coordinador de Ecologistas en Acción-Valle de Alcudia, Vicente Luchena.

El incidente ha sido confirmado por el director-conservador del parque, Juan Ruiz Castañeda, quien ha señalado que “realmente es una pena”, si bien lo considera “un proceso natural de cualquier ser vivo; milenaria no significa inmortal, ha escrito en la red social Facebook,

En todo caso, y tras puntualizar que la encina está en una propiedad y explotación ganadera privadas, ha recordado que hace cuatro años se propuso a los dueños la posibilidad su inclusión como árbol singular y un convenio de colaboración con el Parque Natural para establecer actuaciones de conservación y garantizar la seguridad de las visitas, “pero la propiedad lo rechazó y puso un cartel para autorizar un régimen de visitas a nivel particular”.

Además, ha enfatizado que “en ningún momento” se ha dado licencia de cortas o podas desde el Parque Natural, y que se ha recomendado el aporte de tierra a las raíces que han quedado al aire y que se acote al ramoneo del ganado la masa que ha quedado disponible, “buscando prolongar todo lo que se pueda la vida vegetativa de este monumento natural”, concluye.