La Universidad Popular de Almodóvar del Campo alcanza las bodas de plata

Lanza Almodóvar del Campo
En primer término la directora de la UP durante el acto de clausura del curso 2017-2018 / Lanza

En primer término la directora de la UP durante el acto de clausura del curso 2017-2018 / Lanza

Virginia López reconoce el trabajo de monitores, la entrega del alumnado y la excelente coordinación de la responsable técnico de un servicio que es ya toda una institución en Almodóvar

Esta semana la Universidad Popular de Almodóvar celebraba su fiesta fin de curso, en el año que se cumplen sus veinticinco de andadura. Una celebración en la que se entregaron los diplomas a los alumnos, que rondan los 700 personas, y que han conformado la promoción de estas bodas de plata.

“Es un largo camino el que tiene ya nuestra Universidad Popular, de la cual estamos muy orgullosos porque vemos que es una propuesta que no decae; bien al contrario, cada año hay más alumnos, cada año hay más cursos y la gente responde muy bien”, explicaba la concejala de Cultura en los prolegómenos a la celebración de cierre fin de curso 2017-2018, que transcurrió en el Centro Cultural ‘Casa de la Marquesa’.

Virginia López, que felicitaba particularmente a la técnica de Cultura y directora de esta propuesta formativa María Dolores García-Minguillán, “porque es  quien está aquí día a día, al pie del cañón, organizando todo, repartiendo aulas, atendiendo a las personas que vienen”. Y también hacía extensivo su agradecimiento a cuantos monitores “se entregan en su labor, que lo hacen siempre con idea de que todo salga bien y aprovechando el tiempo incluso para completar alguna actividad”.

Entre las munícipes una de las monitoras que recibió los diplomas de su taller / Lanza

Entre las munícipes una de las monitoras que recibió los diplomas de su taller / Lanza

Fueron varias de estas monitoras y, en su ausencia, algunas de las alumnas, quienes recogían por bloques los diplomas entregados, en un acto compartido ante los alrededor de 150 asistentes por la propia López y la concejala de Bienestar Social, Lidia Paz, acompañadas de la propia García-Minguillán y la persona de apoyo en estas fechas en la Casa de la Marquesa.

Un curso que comenzaba en octubre y finalizaba esta semana, caracterizado por una treintena de propuestas.  Destacar talleres como el de memoria o gimnasia de mantenimiento para mayores o manualidades, con 60 personas inscritas, a los que se sumaban nuevas propuestas.

“Este año por ejemplo introdujimos el de hábitos alimenticios y sin saber el resultado que podría tener, finalmente ha sido todo un éxito, con la gente muy contenta y muchos participantes”, indicaba Virginia López. La concejal, enfatizaba que “vamos a seguir esta línea y ya mismo comenzamos a trabajar en la organización de los contenidos para el año que viene, intentado sacar nuevos cursos para que haya variedad y atraigamos a la mayor parte de vecinos posible”.

“Nuestra pretensión es seguir poniendo en marcha cursos que inviten a la gente a vivir mejor, con una vida saludable, activa, porque la mayoría de nuestros alumnos están entre 40 y los 80 años, mujeres en su gran mayoría aunque algunos hombres se van incorporando”, corrobora la responsable técnico de la Universidad Popular.

Público que se dio cita en el patio de los laureles de la 'Casa de la Marquesa' / Lanza

Público que se dio cita en el patio de los laureles de la 'Casa de la Marquesa' / Lanza

María Dolores García-Minguillán se congratulaba del gran seguimiento en cursos como los referidos, pero también del gran aprovechamiento de otras propuestas no tan multitudinarias pero que han entusiasmado a sus participantes, como el de maquillaje. Pero sin duda, a su juicio, “lo más importante es que este año cumplimos 25, desde que en 1993 empezamos la andadura han pasado muchísimas cosas y, haciendo balance, han sido todas positivas”.

“De una forma o de otra hemos llegado a toda la población de Almodóvar del Campo, ya sea en actividades de adultos, con los cursos, exposiciones, el Club de Lectura, propuestas para niños y para jóvenes,… de manera que ya hay dos generaciones de almodovenses que han vivido en convivencia con la Universidad Popular”, celebraba en torno a la que es, como bien dice, “una institución consolidada”.

Tras la entrega de unos diplomas, que estrenaban diseño y formato, los presentes disfrutaron de la artista de canción española Sonia Prieto Hueras, interpretando conocidos clásicos de la copla. Finalizaba el acto con un vino de honor que servía para intercambiar impresiones y expresar sugerencias.

No en vano, apuntaba Virginia López, “en la Universidad Popular no es importante solamente el aprendizaje, sino también la relación que se entabla con el resto de participantes y, por ejemplo, se queda entre vecinas para acudir al curso como un hábito más y para así no tener que estar en casa toda la tarde”, señalaba la titular de la Concejalía de Cultura.