‘Omiri’ y ‘Ocelada’, los dos primeros linces liberados en 2018 en Ciudad Real

Anibal B.C. Almuradiel
Suelta de 'Omiri' y 'Ocelada' bajo la nieve / Foto: Iberlince

Suelta de 'Omiri' y 'Ocelada' bajo la nieve / Foto: Iberlince

La próxima suelta de nuevos ejemplares de lince está prevista para el día 14, que se liberarán a 'Opio' y 'Oveja', macho y hembra que reforzarán la población de Sierra Morena Oriental.

‘Omiri’ y ‘Ocelada’, un macho y una hembra de lince ibéricos nacidos en centros de cría en cautividad, han sido los primeros ejemplares de esta especie que se han liberado, este martes, en la provincia de Ciudad Real.

‘Omiri’ y ‘Ocelada’ forman parte de los once ejemplares que está previsto sean puestos en libertad este año en la comunidad, de los que cinco tendrán lugar en el área de reintroducción de Sierra Morena Oriental, en la provincia de Ciudad Real, y los otros seis en el área de los Montes de Toledo, en la provincia toledana.

La suelta de ambos ejemplares, de algo más de un año de edad, ha tenido lugar en la finca ‘Los Cotillos’, localizada en el término municipal de Almuradiel.

‘Omiri’, que procede del Centro de Cría en Cautividad de Silves (Portugal), es hijo de ‘Era’ y ‘Fado’, mientras que ‘Ocelada’, hija de ‘Estela’ y ‘Galeno’, procede del Centro de Cría en Cautividad de Granadilla (Cáceres).

La nieve ha acompañado la suelta de estos ejemplares que han sido liberados ante la presencia de medio centenar de personas, entre los que se encontraban agentes medioambientales, responsables y técnicos del proyecto Life+Iberlince, personal de los centros de cría del lince en cautividad, dueños de fincas cinegéticas y vecinos de Almuradiel.

Recuperación de la especie

A la suelta también ha asistido la delegada provincial de la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Prado Amores, que en declaraciones a los medios de comunicación ha puesto en valor la apuesta del Gobierno regional por consolidar la recuperación de esta emblemática especie en la región.

Ha asegurado, en este sentido, que el balance del proyecto Life+Iberlince es “muy positivo”, pues en los dos últimos años se ha conseguido el nacimiento en libertad de nuevas camadas de linces tras la liberación previa de ejemplares criados en cautividad.

Amores ha explicado que las onces sueltas de este año en la comunidad “apuntalan” las poblaciones de lince en las áreas en las que se han reintroducido, desde donde comenzarán a colonizar nuevos territorios.

Con la suelta de estos dos nuevos ejemplares, el proyecto Life+Iberlince ha liberado desde 2014 en Castilla-La Mancha 61 ejemplares de linces ibéricos nacidos en cautividad.

Partos en estado salvaje

El desarrollo del programa Life+Iberlince para la reintroducción del lince ibérico en zonas en las que tradicionalmente estuvo presente y donde la especie llegó a desaparecer ha permitido que algunas de las hembras reintroducidas hayan parido en estado salvaje durante las dos últimas temporadas de cría.

Un total de 49 cachorros han nacido en la región en este tiempo, 30 de ellos en el último año, consolidándose un número importante de hembras territoriales, siete en los Montes de Toledo y cinco en Sierra Morena Oriental, en Ciudad Real.

La próxima suelta de nuevos ejemplares de lince está prevista para el día 14, que se liberarán a ‘Opio’ y ‘Oveja’, macho y hembra que reforzarán la población de Sierra Morena Oriental y que nacieron en el centro de cría en cautividad de Granadilla (Cáceres).