Alto Guadiana Mancha contribuye a la restauración de la iglesia San Juan Bautista con una subvención de 70.000 euros

Lanza Argamasilla de Alba
Un momento de la firma del convenio de colaboración /Lanza

Un momento de la firma del convenio de colaboración /Lanza

El proyecto tiene como principales objetivos la realización de diferentes obras en la cubierta y en el interior de la iglesia principal de Argamasilla de Alba, que subsanen los deterioros producidos por la humedad

El presidente de la Asociación para el Desarrollo del Alto Guadiana Mancha, Pedro Ángel Jiménez, y el párroco de Argamasilla de Alba, Ángel Almansa, firmaron recientemente el convenio a través del cual la asociación contribuye con 70.000 euros, de los fondos europeos que gestiona, a la restauración parcial de la iglesia San Juan Bautista de la localidad.

El objetivo del proyecto, presentado a la concesión de subvenciones, consiste en la realización de obras tanto en el exterior como en el interior de la iglesia para, principalmente, eliminar las humedades que afectan a este edificio histórico.

Cubierta y humedades

Las obras a realizar abarcan desde la cubierta hasta obras destinadas a evitar las humedades de capilaridad y al arreglo de los muros, así como a la mejora de la iluminación interior, el arreglo de zócalos y encuentros con pavimentos exteriores, y ello a través de la realización de pequeñas obras puntuales y de gran envergadura, que permitan la reparación o sustitución de elementos para evitar las humedades en el interior del edificio y su deterioro.

La iglesia de San Juan Bautista acoge sobre todo actividades religiosas al ser un lugar de culto, pero también sociales, como centro en torno al que giran distintas asociaciones y colectivos, siendo en muchas ocasiones el de los más desfavorecidos los beneficiarios.

Empuje al turismo

El proyecto, además de consolidar el templo para fines religiosos, puede contribuir a dar un empuje al turismo, un sector emergente en la localidad, al ser un referente cultural y turístico, que permite la realización de visitas donde se mezclen el interés arquitectónico y el valor religioso del inmueble, con la historia cervantina del municipio, ya que en una de sus capillas se encuentra el cuadro exvoto de don Rodrigo de Pacheco, del cual, según la tradición y diferentes historiadores, es trasunto don Quijote de La Mancha.