APES forma a sus asociados para los nuevos retos que generan la innovación y la tecnología

Lanza Ciudad Real
Junta Directiva de APES

Junta Directiva de APES

La Asociación Provincial de Empresarios de Siderometalurgia (APES) ha celebrado su primera reunión de junta directiva del presente ejercicio, presidida por Maite Rodríguez, en la que se ha destacado el trabajo realizado durante el ejercicio anterior por la anterior junta y se han marcado los objetivos del 2018, destacando la organización del II Congreso del sector para los próximos meses.

Maite Rodríguez ha indicado que “nuestros profesionales, por su versatilidad y formación pueden aportar soluciones a los múltiples desafíos que van a condicionar el presente y futuro inmediato: autoconsumo, edificios de consumo casi nulo, nuevos refrigerantes, marcado CE, entre otros”.

A corto plazo, el próximo 13 de abril de 2018 finaliza el periodo transitorio de 5 años para la aplicación completa de la modificación  del Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios, relativo a la instalación de calentadores atmosféricos, así como la obligatoriedad de realizar la contabilización de los consumos individuales en las instalaciones de calefacción y A.C.S. en edificios de viviendas, próxima a su publicación.

Las nuevas necesidades, las tecnologías y la innovación generan nuevos retos para la sociedad, “para los que nuestros asociados están formados y cualificados”, ha dicho Maite Rodríguez.

En este sentido, APES ofrece la formación necesaria que demandan las empresas en busca de soluciones que hagan más factible tecnológica y económicamente su trabajo. Actividades formativas que están abiertas a las sugerencias, propuestas o necesidades de los asociados, para lo que se cuenta con la colaboración de las empresas singulares Junkers, Toshiba, Saunier Duval, Baxi, Daikin, Thermor, Vaillant, Fenie Energía, Nedgia Castilla-La Mancha, Aula Técnica Juan Pedro Coronel y Globalcaja).

La presidenta ha manifestado que, cumpliendo uno de los objetivos de esta organización empresarial, se desarrollarán acciones en localidades más distantes de la capital, con el fin de obtener una mayor participación y unidad de acción, además de poder llegar a todas las empresas asociadas.

Todos ellos persiguen un único fin que no es otro que defender los intereses del sector ante cualquier foro, entidad o administración, poniendo en evidencia a aquellas personas que no disponen de las cualificaciones oportunas y necesarias, y que están realizando labores “saltándose” la Ley de Seguridad Industrial, que debería estar por encima de otras premisas, ha señalado la presidenta.

Del mismo modo, asuntos tan importantes como el Proyecto Clime, del que se viene demandando una mayor implicación por parte de la FEMP ante su clausulado; desde APES se pretende mayor preocupación por las empresas de la provincia (lotes más accesibles, garantía de cobro, precios de mercado, etc.)