El Grupo Literario Aldaba dedica a Jesús Díaz el X Recital de Poesía A Pro-Pósito

Lanza Argamasilla de Alba
El Grupo Literario Aldaba celebró, en la plaza Marqués Casa Pacheco de Argamasilla de Alba, el X Recital de Poesía A Pro-Pósito /Lanza

El Grupo Literario Aldaba celebró, en la plaza Marqués Casa Pacheco de Argamasilla de Alba, el X Recital de Poesía A Pro-Pósito /Lanza

Hace unos meses fallecía el “alma mater” de Aldaba, una persona muy activa y polifacética que participó y colaboró con numerosas asociaciones y colectivos de Argamasilla de Alba

El Grupo Literario Aldaba celebró, en la plaza Marqués Casa Pacheco de Argamasilla de Alba, el X Recital de Poesía A Pro-Pósito, un encuentro muy emotivo para todos los asistentes, pues entre los participantes se echó en falta a Jesús Díaz Carretón, el “alma mater” de este grupo de poetas, fallecido hace unos meses, y al que los miembros de Aldaba quisieron recordar y homenajear en esta edición.

“Este es un año triste para la cultura en Argamasilla de Alba, en mayo nos dejó Jesús y en junio fueron Jesús Millán y Joaquín Menchén”, afirmaba el presentador, Ángel Díaz.

Jesús Díaz estuvo implicado en diferentes grupos y asociaciones de la localidad “y en todos los sitios que colaboró fue muy querido por su carisma, su talante conciliador y su alegría de vivir y buen humor”, subrayaba el presentador, que lo recordaba como una persona polifacética, “yo diría renacentista en pleno siglo XXI”.

Aunque no fue Premio Nobel como alguno de sus predecesores homenajeados en este acto, “si hubiera un galardón con el nombre de ‘Premio Noble’, sin duda alguna, Jesús sería un candidato idóneo para este galardón, por la honra, decencia y estimación con la que supo pasar por esta vida”, aseveró Díaz.

El alcalde, Pedro Ángel Jiménez, compañero de Jesús en el colegio, lo calificó como una persona generosa, inteligente y “comprometido con la sociedad, muy comprometido con su pueblo y con sus gentes”.

En el acto también se recordó a Joaquín Menchén /Lanza

En el acto también se recordó a Joaquín Menchén /Lanza

Recuerdo a Joaquín Menchén

En el acto también se recordó a Joaquín Menchén, uno de los fundadores de Aldaba y ex concejal de Cultura, fallecido hace escasos meses, “otra de las grandes pérdidas que hemos sufrido en el mundo cultural y en concreto en el mundo de la poesía”, afirmaba el alcalde.

En el ámbito poético, Menchén y Díaz estaban unidos por el amor a los versos y por la Revista Aldaba Literaria, como recordaba Jiménez. La casualidad ha querido que se hayan ido, este mismo año, apenas separados por dos meses, los prologuistas de la primera (aproximadamente hace 20 años) y de la última (diciembre de 2017) Revista Aldaba Literaria, una obra con la que el grupo promueve no solo la actividad poética, sino también la prosa, la fotografía o la pintura.

El concejal de Cultura, José Antonio Navarro, pidió que la tristeza que deja sentir la ausencia de Jesús, se tornarse poco a poco en asimilar la enseñanza de sus actos “en su pasión por la poesía, por la música, por la cultura en general y su incansable participación en todo lo concerniente a la vida social y cultural de nuestra localidad”.

La poesía del homenajeado es un reflejo de su carácter: comprometida, alegre, emocionada y desenfadada, como así lo pusieron de manifiesto los miembros y amigos de Aldaba que participaron en el acto, recitando alguno de sus versos o creados en su recuerdo.

Particularmente emotiva fue la intervención de la hermana del homenajeado, María José Díaz, también integrante de Aldaba: “Jesús era grandioso, con un corazón enorme y un alma limpia (…) y cuando alguien aporta tanto, deslumbra tanto, siembra tanto… su ausencia es aún más evidente”.

Poesía A Pro-Pósito nació en el verano de 2009 con la finalidad de llevar la poesía a la calle, “con el propósito de ser un encuentro breve, íntimo y acogedor entre el autor y el público”, destacaba el presentador, donde al arte de rimar palabras se suma, en perfecta armonía, la música, tanto acompañando el recital, en esta edición por la guitarra de la joven promesa del flamenco local, Alfredo Cañas, como en solitario para cerrar el acto.

Este año, el broche final llegó de la mano de los The Hurones, un pequeño grupo musical del que formó parte Jesús Díaz en su juventud, representado en el acto por uno de sus integrantes, Óscar Navarro, al que acompañó con su guitarra, en esta noche llena de recuerdos, Tanis Salazar.