El colegio Virgen del Socorro cuentan en su huerta con bulbos de azafrán

Lanza Argamasilla de Calatrava
Durante la plantación de los bulbos de azafrán

Durante la plantación de los bulbos de azafrán

Los alumnos del colegio Virgen del Socorro se adentran en conocer las labores agrícolas, este lunes han plantado azafrán que verán crecer y estudiarán dentro de su proceso educativo

El Colegio CEIP Virgen del Socorro de Argamasilla de Calatrava, a partir la idea de una profesora de Infantil, ha sembrado un pequeño huerto dentro de sus instalaciones para que los alumnos, de una manera amena y educativa, tengan un mayor contacto con las prácticas agrícolas y comprendan mejor los ciclos de los cultivos. Este lunes han plantado bulbos de azafrán.

El colegio pidió ayuda al Ayuntamiento de Argamasilla de Calatrava que,rápida y amablemente,ha puesto a disposición del Colegio varios trabajadores del Consistorio que han realizado los trabajos de preparación del terreno.

Entre otros cultivos, los alumnos dispondrán de cultivos de pepinos, pimientos, cebollas y calabacines. En concreto, este lunes, 17 de septiembre, han realizado la plantación de bulbos de azafrán cedidos por la Fundación Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida Azafrán de La Mancha, lo que hará que puedan tener un conocimiento más preciso de esta especia tan característica de nuestra Comunidad Autónoma.

Los pequeños han hecho en primer lugar los surcos, seguidamente han colocado los bulbos, después los han tapado con tierra y finalmente los han regado, tarea que no volverán a hacer porque colocarán un sistema de goteo para regar el azafrán mientras esperan la llegada de las lluvias.

Si todo sale bien, alumnos y profesores tendrán sus primeras flores a finales de octubre o primeros de noviembre.

El azafrán fue introducido en Castilla-La Mancha durante el Califato de Córdoba y por la influencia determinante del factor humano, el clima y las características del suelo, adquirió una personalidad específica muy reconocida que hizo que desde principios del siglo XIX ostentase el marchamo máximo de calidad.

Este reconocimiento se mantuvo en el tiempo y constituyó el fundamento y la justificación para la creación de la DOP Azafrán de La Mancha.