Jamones Arroyo e Incarnava apuestan por su independencia energética a través de las renovables

Graci Galán Puertollano
Los paneles solares ya están instalados casi totalmente en estas fábricas / Lanza

Los paneles solares ya están instalados casi totalmente en estas fábricas / Lanza

Los precios de la luz siguen subiendo y para algunas empresas supone hasta el 70% del total de sus gastos, en Jamones Arroyo e Incarnava han apostado por el autoabastecimiento energético con placas fotovoltaicas sobre los techos de sus naves, un proyecto que ya está casi concluido y a punto de entrar en funcionamiento

Llevamos meses escuchando hablar del precio de la luz y de sus cuantiosas subidas y records logrados en estos últimos días y para muchas empresas supone este gasto casi el 70% de sus gastos totales. Por este motivo, algunas empresas han decidido apostar por las energías renovables y el autoconsumo adelantando proyectos importantes que tenían en cartera en un futuro y que han adelantado su puesta en marcha.

Es el caso de Jamones Arroyo e Incarnava que han hecho una fuerte apuesta en inversión para fomentar y potenciar el autoconsumo a través de paneles fotovoltaicos que han instalado sobre los tejados de sus naves industriales en el polígono El Cabezuelo de Argamasilla de Calatrava y en La Nava de Puertollano.

Javier Arroyo, director comercial de Jamones Arroyo e Incarnava, explicaba que ha sido la empresa Telefónica la encargada de realizar la instalación de estas placas solares en los techos de las naves. De hecho en Incarnava ya está terminado a falta de algunas autorizaciones para poner en marcha, tras las pruebas realizadas, y en Jamones Arroyo en unos diez días también estará concluido este novedoso proyecto.

Javier Arroyo explicaba este novedoso proyecto que se ha puesto en marcha / Clara Manzano

Javier Arroyo explicaba este novedoso proyecto que se ha puesto en marcha / Clara Manzano

Con estos paneles fotovoltaicos se autoabastecerán estas industrias, en el caso de Puertollano con una potencia de 400 kilovatios y 1.106 kilovatios en Argamasilla de Calatrava, lo que sin duda reducirá costes económicos -de manera sustancial- para estas empresas. En la fábrica de Argamasilla de Calatrava se necesita mayor potencia dado que se encuentran localizados los secaderos de jamones.

Así, en Jamones Arroyo son 18.000 metros de cubierta con placas solares y en La Nava el 25% de las cubiertas también cuentan con esta imagen renovable que hace su firme apuesta por el autoabastecimiento, casi al cien por cien, y donde la energía renovable ocupa un lugar destacado. En este proyecto se han colocado 9 inversores de 100 kilovatios en la empresa de Argamasilla y 3 inversores de 100 kilovatios y uno de 30 kilovatios en la fábrica de Puertollano, con un ahorro de reducción del consumo de red del 18%. Además, la inversión realizada en este proyecto estará amortizada en un plazo máximo de 5 años, según los estudios realizados, aunque con el precio actual de la luz su amortización puede ser anterior.