Asaja insta a los viticultores a “no llevar uva barata” a las bodegas y que las cooperativas fijen precios “rentables”

Julia Yébenes Ciudad Real
Uva blanca en vendimia / J. M. C.

Uva blanca en vendimia / J. M. C.

El también presidente de Asaja Socuéllamos ha insistido en que "en nuestras cooperativas hay que poner precios para salvar costes y que nadie lleve uva barata, y más adelante "ya defenderemos y lucharemos por el vino".

El responsable de la sectorial vitivinícola de la Asociación de Jóvenes Agricultores de Ciudad Real, Pedro Alcolea, ha instado a los viticultores a que “no lleven la uva a precios tan baratos” a las bodegas, y que la ingresen en las cooperativas, cuyos consejos rectores habrían de fijar precios “rentables”.

Tras la publicación en las últimas horas de las conocidas como tablillas -hojas con los precios de cada variedad de uva que se ubican en las puertas de las bodegas compradoras de uva-, Alcolea ha asegurado a lanzadigital que “la situación es un desastre para los agricultores”, por lo que ha abogado por “dar las soluciones que estén en nuestra mano”.

A su juicio, las cotizaciones establecidas para las tipologías de uvas más extendidas en Castilla-La Mancha y Ciudad Real, la blanca airén –a 3 pesetas (0,018030 euros) el kilogrado- y el tempranillo tinto –a 3,7 pesetas (0,020735 euros) en Mancha y 4,8 (0,020735 euros) euros en la DO Valdepeñas-, “son ruinosas”.

Así, se ha mostrado indignado porque “estamos en plena vendimia y no podemos parar de recolectar el trabajo realizado durante siete meses”, por lo que ha insistido en que los productores “no vendan la uva por debajo de costes de producción”.

Ha recordado que “el 80%” son socios de cooperativas, unas entidades que “han de tomar medidas excepcionales” y recepcionar la uva en base “a los costes y rentabilidad”, con precios dignos para los productores, estimados en 4 pesetas (0,02403990 euros) para el blanco y en 5,50 (0,03305487) para el tinto, con el fin de tener unas liquidaciones “buenas”.

“Ya está bien que pongamos las cosas en su sitio, ha agregado, y no nos estemos siempre quejando”, pues, a su juicio, “hay que actuar para salvar al sector, y poner remedio y solución para no vender un producto por debajo de costes”.

El también presidente de Asaja Socuéllamos ha insistido en que “en nuestras cooperativas hay que poner precios para salvar costes y que nadie lleve uva barata, y más adelante “ya defenderemos y lucharemos por el vino”.

Precisamente, Alcolea también ha mostrado su temor porque estas cotizaciones depreciadas se trasladen a las ventas de los caldos, dado que “eso sería todavía más desastre”.

Transparencia

De la misma forma, Alcolea ha demandado en una nota a las administraciones medidas concretas y efectivas para garantizar la transparencia en el sector y asegurar la correcta aplicación de la Ley de la Oferta y Demanda, con el fin de evitar “posibles abusos por posición de dominancia con imposición de precios de forma unilateral por parte de la industria”.

En ese sentido, Alcolea ha urgido a la Consejería de Agricultura de Castilla-La Mancha a que facilite la relación de existencias de vino, por tipo y según pliegos de condiciones (DO, Vinos de la Tierra, Indicación Geográfica Protegida -IGP- o mesa), a nivel regional, detallada y desglosada por zonas de producción y añadas.

También solicita la relación global de ubicación de dichos vinos, por tipo y zona de producción, tanto en depósito, barrica, botellero o en transición o pendiente de calificar aptitud.

Además, ha instado a publicar ya la normativa referente a las entidades certificadoras de productos vínicos que se encuentra pendiente en la Consejería de Agricultura.