Asaja pide a Agricultura datos de existencias y de certificación “que no justifican la caída de precios”

Julia Yébenes Ciudad Real
Los precios de las uvas son cuestionados / Clara Manzano

Los precios de las uvas son cuestionados / Clara Manzano

Francisco Patiño, miembro de la sectorial de Vinícolas de Asaja Ciudad Real, denuncia las cotizaciones "ruinosas" del tempranillo y airén, aunque las de las varietales publicadas por Solís "están en precio". Vinícola de Castilla repunta sus valores

Francisco Patiño, miembro de la sectorial de Vitivinícolas de Asaja Ciudad Real, Francisco Patiño, ha insistido este miércoles en solicitar a la Consejería de Agricultura y Desarrollo Rural que publique “los datos de existencias y de certificación recientemente modificadas para controlar el movimiento de los productos vitivinícolas, certificar su origen y prevenir presuntos fraudes y estafas”.

Patiño se ha mostrado de acuerdo con las declaraciones del consejero de Agricultura y Desarrollo Rural, Francisco Martínez, sobre que las operaciones entre vendedores (viticultores) y compradores (bodegas) se mueven en el marco de la ley de la oferta y la demanda dentro de un mercado libre, aunque ha reiterado la necesidad de analizar “la realidad de los datos”, que no justifican la caída de precios en el airén -a 0,01803 euros/kilogrado (3 pesetas)- y los tintos tempranillos a 4,83 pesetas /kilogrado (0.02903 euros).

“Son ruinosos para los viticultores porque la cosecha no es grande y apenas quedan existencias”, ha señalado en declaraciones a lanzadigital, a la vez que ha criticado que se estuviera llevando uva a las bodegas “desde hace 14 días sin conocerse los precios” y que los valores marcados para la materia prima del vino “sean tan coincidentes”.

Por eso, ha recordado que la organización a la que representa no dudará en acudir a las entidades comptentes en la vigilancia de las operaciones de compraventa.

Varietales

Con todo, ha reconocido que las varietales, cuyas tablillas con los precios ha publicado el grupo Solís hace varios días, “sí tienen precio”, con apenas variaciones respecto a las cotizaciones del año pasado

En concreto, la Sauvignon Blanc cotiza a cinco pesetas el kilogrado -0,030051 euros/kg para DO ‘Valdepeñas’, IGP Tierra de Castilla y vino común, y la Chardonnay para los mismos ámbitos, a seis pesetas -0,036061 euros/kilogrado-.

Por su parte, la cotización de la Verdejo se ha establecido algo más baja que el año pasado, a 4,80 pesetas (0,028849 euros kilogrado) frente a las 425 – 0,025543 euros/kilogrado- de la temporada pasada.

En cuanto a las varietales tintas, las Cabernet Sauvignon y Merlot acogidas a la DO se pagan a 5,60 pesetas (0,033657 euros/kilogrado), veinte céntimos por debajo de las 5,80 pesetas de 2017.

Por su parte, la Syrah DO tiene un precio de cinco pesetas el kilogrado, 0,030051 euros- y a cuatro pesetas kilogrado -0,024040 euros para IGP y vino común.

Repuntes en Vinícola de Castilla

De su lado, Vinícola de Castilla, en el entorno de la DO Mancha, ha repuntado los precios sin IVA en todas la tipologías de uva, con la Airén a 3,7 pesetas el kilogrado -0,0223 euros-, la ecológica a 3,8 pesetas/kg 0,0230 euros; la Macabeo se cotiza a 3,8 pesetas -0.0220 euros-, la Tempranillo se mantiene en las 4,4 pesetas el kilogrado -0,0266 euros- y la ecológica alcanza las 4,9 pesetas -0.030 euros-.

La Garnacha tiene un valor de 4,4 pesetas el kilogrado -0,0266 euros-, la Syrah a 4,8 pesetas el kilogrado -0,0291 euros-, y la Merlot y Cabernet Sauvignon cotiza a 5,3 pesetas el kilogrado -0,0324 euros-, mientras que la Petit Verdot tiene un valor de 5,6 pesetas -0,0339 euros-.