Asiccaza adaptará sus nuevas acciones al escenario de pandemia, tras cerrar una campaña promocional «histórica»

Julia Yébenes Ciudad Real

La interprofesional inicia el tercer año de extensión de norma (productores y comercializadores están obligados a aportar una parte del dinero de las canales), con novedosas iniciativas

Los responsables de la Asociación Interprofesional de la Carne de Caza Silvestre, ASICCAZA, afrontan el diseño de sus nuevas acciones a desarrollar en el tercer año de extensión de norma (productores y comercializadores están obligados a aportar una parte del dinero de las canales), que se centrará en promoción del producto a nivel nacional, atendiendo a las recomendaciones de las autoridades sanitarias por el coronavirus.

Jaime Hurtado, gerente de la entidad, explica que el objetivo es promover el consumo de este alimento en medios de comunicación regionales y entre el consumo doméstico para “posicionar el producto en los supermercados”. Y lo harán con un proyecto que “se adecuará a la situación actual” provocada por la Covid-19, principalmente dentro del territorio nacional.

El nuevo programa dará el testigo al plan de actividades desarrollado en los últimos dos años que han cerrado de manera exitosa, según Hurtado, con la campaña promocional en España y Francia, financiada por la Unión Europea.

Ha sido una acción “histórica”, llevada a diferentes canales –restauración, familias y distribuidores-, con un balance “satisfactorio”, tal y como recoge un vídeo publicado esta misma semana, con datos e imágenes de todas las iniciativas y encuentros.

La llegada de la pandemia supuso “un jarro de agua fría” para el sector, que vio frenada la comercialización de las piezas, sobre todo por el cierre del canal Horeca (restaurantes y hoteles). También fue una limitación para los “importantes avances” en la valorización de este tipo de carne entre los productores y los industriales que la comercializan.

Hito sin precedente

La campaña europea, para Asicazza, ha supuesto “un hito sin precedentes”, tal y como recoge el vídeo, pues “nos ha permitido multiplicar nuestra voz y llegar a todas partes”. También ha permitido “poner la caza de silvestre como el gran producto que es”.

Tras el arranque de la iniciativa en el Ministerio de Agricultura, recuerdan con imágenes, realizaron diferentes acciones de formación con chefs y escuelas de hostelería, además mantener contactos con 97 paradores, 2.000 restaurantes y 130 chefs con estrellas Michelín.

El spot sobre la carne de caza tuvo un gran lanzamiento, con casi medo millón de inserciones online, y también en revistas.

Respecto a las acciones más allá de las fronteras españolas, Francia fue el país receptor. Allí estudiaron la viabilidad de la carne de caza en sus tierras «con interesantes conclusiones». La promoción consistió en un misión inversa, en la que invitaron a profesionales y periodistas más exigentes que «conocieron de primera mano el sistema de producción la carne de caza silvestre y su calidad garantizada por la Unión Europea».

Desde Asiccaza también asistieron a la feria más importante a nivel mundial, como es el mercado de Rungis, «donde llevamos acciones promocionales diseñadas para más de 1.200 empresas con más de 100.000 visitantes».

Ayudas al almacenamiento privado

Durante la crisis sanitaria, Asiccaza ha pedido al Gobierno que adopte medidas para dinamizar el sector, una vez que se supere la actual crisis sanitaria. En concreto, ha solicitado que se aplique una fiscalidad reducida, y ayudas al almacenamiento privado y a la promoción de los productos de la carne de caza.

También ha reclamado que la caza sea declarada actividad esencial con el respaldo del sector cárnico español. «Debe ser así no solo por su impacto socioeconómico en el medio rural, sino por ser una actividad que asegura la sanidad animal».