Big Data para mejorar el seguimiento de especies en Cabañeros

Belén Rodríguez Ciudad Real
El personal del parque registra desde ahora los avistamientos en sus teléfonos móviles en una aplicación de georreferenciación / P.N. Cabañeros

El personal del parque registra desde ahora los avistamientos en sus teléfonos móviles en una aplicación de georreferenciación / P.N. Cabañeros

El personal del parque cuenta desde esta primavera con una aplicación tecnológica CyberTracker que permite registrar con cuatro clics en un teléfono móvil información valiosa de avistamiento de aves u otras especies

El parque nacional de Cabañeros utiliza desde esta primavera tecnología basada en el Big Data (acumulación de datos) para mejorar el seguimiento de especies en el entorno. Desde este mes lo que antes hacía una persona con dedicación plena anotando en un papel decenas de datos que luego se trasladaban manualmente  uno a uno a un servidor, lo hace ahora todo el personal con una aplicación de telefonía móvil.

“Nos han diseñado una herramienta de CyberTracker [rastreador cibernético] en exclusiva para Cabañeros que nos permite registrar la especie, la fecha, hora y lugar en la que la hemos localizado. Con sólo cuatro clics guardamos una información que va directamente a nuestro servidor de gestión”, explica Ángel Gómez Manzaneque, técnico de uso público.

Los datos se anotan cuando se ve algo de interés, por ejemplo la llegada de un ave migratoria; el observador se para, teclea lo que ve y con una georreferenciación automática queda marcado en el programa central. Supone medio minuto y permite al personal seguir con sus tareas habituales, mientras que el avance para investigar y analizar después esos datos es enorme.

Curso de adaptación a la nueva herramienta que están usando ya cuarenta personas / P.N. Cabañeros

Curso de adaptación a la nueva herramienta que están usando ya cuarenta personas / P.N. Cabañeros

Muchos datos para mejorar la conservación

“Esta técnica da la posibilidad de conocer por dónde llegan primero las aves migratorias u otras especies que no viven en el parque, o si se adelanta o se atrasa la migración; dónde paren las ciervas… Son infinidad los datos que podemos obtener para mejorar la conservación y el uso público”.

Para manejar la herramienta con soltura el persona ha hecho un cursillo de preadaptación y puesta en común de la información que deben recoger, y ya están empezando a soltarse con la aplicación.

El CyberTracker de Cabañeros esta diseñado también para el registro de plantas raras “como por ejemplo el cerval, que no es muy normal aquí”.

La primera cigüeña tarabilla norteña

“En estos momentos le estamos prestando mucha atención a las especies migradoras y la gente se va motivando al ver que su trabajo sirve”, recalca. Entre las primeras observaciones de Gómez Manzaneque (el miércoles) con esta aplicación destaca la de un ejemplar de cigüeña tarabilla norteña, la primera de la temporada, “estos datos recopilados de año a año nos ayudan mucho para investigar. Hasta ahora los teníamos pero no de forma tan masiva, en esto hay cuarenta personas implicadas”.