Calzada espera a 20.000 visitantes para un nuevo Viernes Santo de “Caras”

El Ayuntamiento lleva dos años trabajando para lograr su Declaración de Interés Turístico Nacional

Calzada de Calatrava tiene todos los preparativos realizados para recibir un año más a miles de visitantes, principalmente de la provincia y de la región, que llegarán atraídos por la singularidad de la única fiesta profana de la Cuaresma en Castilla-La Mancha, el Juego de las Caras, que se celebra hoy, Viernes Santo.
Declarada Fiesta de Interés Turístico Regional en el año 1993, el Ayuntamiento y la  Asociación de Cofradías siguen  trabajando para lograr el reconocimiento nacional para este Juego, una aspiración que cumple ya dos años.

20.000 habitantes
Así lo explica el alcalde calzadeño, Félix Martín, que calcula que en el pueblo, con poco más de 4.400 habitantes el resto del año, puedan darse cita este año unas 20.000 personas interesadas en vivir desde dentro una de las tradiciones más arraigadas de esta localidad donde la Semana Santa se vive con fervor y devoción, pero también con el punto lúdico y profano que aporta el juego tradicional.
Las Caras, que están incluidas en la Ruta de la Pasión Calatrava desde 2007, se celebran entre las diez de la mañana y las seis de la tarde, y tienen como principales  protagonistas a la banca y los apostantes, llamados “puntos”. Los jugadores se colocan en corro en torno al “baratero”, quien ejerce de banca y organiza el juego, cuidando de que se desarrolle con normalidad. Se lanzan al aire dos monedas de la época de Alfonso XII y según su combinación entre caras y cruces gana la banca, los puntos o se repite la tirada.
Como en años anteriores, el Ayuntamiento ha habilitado espacios libres como aparcamientos, pues son muchos los calzadeños que regresan a su pueblo natal para disfrutar de estos días de Semana Santa, eso sin contar a los muchos turistas que llegan atraídos por esta antigua tradición desde distintos puntos de la geografía.

Procesiones de Viernes
En Viernes Santo se celebran también, ya dentro de la tradición religiosa, las procesiones de las Hermandades de Nuestro Padre Jesús Nazareno y Nuestra Señora de la Soledad, que parten a medianoche. Hay que destacar que, tanto al inicio como al final de cada procesión, se celebran los populares pasacalles, que salen del patio de San Francisco, la sede de todas las hermandades, y que invitan a limonada y “enaceitados” a los asistentes.
Además del Prendimiento y las Caras, es típico de la Semana Santa de Calzada el toque de la Bocina, un tubo troncocónico de 2,5 metros de longitud, que se mueve sobre ruedas y que la Hermandad de Jesús Nazareno hace sonar durante las noches de Cuaresma y en las procesiones de la cofradía.