La bajada de impuestos, precios públicos y tasas municipales regirá el ejercicio fiscal de 2019 en Campo de Criptana

Lanza Campo de Criptana

El alcalde de Campo de Criptana (Ciudad Real), Antonio Lucas-Torres, ha presentado junto con el primer teniente de alcalde y la concejal de Hacienda, Manuel Carrasco y Pilar Fernández, respectivamente, medidas como la bajada de impuestos, precios públicos y tasas municipales, que regirán el próximo ejercicio 2019.

Lucas-Torres ha señalado que estas medidas “vuelven a poner en valor el compromiso del equipo de Gobierno con la apuesta que se hacía hace cuatro años de rebajar los impuestos”. “Creo que bajar los impuestos es el mejor método de generación de empleo y riqueza para mi pueblo y eso es lo que venimos haciendo desde hace cuatro años”, ha añadido.

Medidas aprobadas en sesión plenaria extraordinaria y que contaron con la unanimidad de todos los grupos políticos. En esta línea, Lucas-Torres, tras agradecer esta confianza, ha destacado como principales medidas las ligadas a la aprobación de subvenciones para los vehículos menos contaminantes. Es decir, se ha aprobado una bonificación de hasta el 75 por ciento, de acuerdo al máximo que establece la ley, para propietarios con vehículos híbridos y eléctricos, según ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

Nuevo paquete de ayudas y bonificaciones

Igualmente, otro de los colectivos beneficiados en este nuevo paquete de ayudas y bonificaciones es el de las personas con capacidades diferentes, especialmente físicas, en tanto que se ha modificado la ordenanza urbanística para ayudar a los propietarios a hacer accesibles todos los edificios.

Además, la web municipal iba a incorporar un servicio para agilizar los pagos de las diferentes gestiones o permitir el pago con tarjeta en los edificios culturales, deportivos o turísticos.

Unas medidas “pioneras”, que para Antonio Lucas-Torres siguen en la línea de los últimos años y que “corroboran el compromiso del equipo de Gobierno con la ciudadanía en lo referente a no incrementar los impuestos e incorporar subvenciones e incentivos fiscales”.

Entre ellos, la rebaja del 5 por ciento del IBI, la disminución del impuesto de vehículos de transporte hasta los 160 euros al año estableciendo el mismo importe que en 2003, la bonificación del 95 por ciento del IBI de rústica en instalaciones agrarias y ganaderas, del 20 por ciento del IBI para las empresas que generaran o mejoraran el empleo o apostaran por el I+D+i, o del 75 por ciento en el ICIO para las empresas hosteleras o turísticas que quisieran mejorar sus instalaciones.