Casi 60 años de mercadillo en Daimiel

Con el paso del tiempo todo cambia y, si bien antaño los mercados fueron el centro de las ciudades, en nuestros días varios son los factores que han influido en que dichos lugares hayan perdido presencia en la ciudad.

Sin embargo, el Mercado de Abastos de Daimiel continúa plantándole cara a las grandes superficies o a las nuevas tecnologías que incluso te permiten comprar online con una clientela fiel. Y es que Daimiel suma casi 60 años de “Mercadillo” desde que se localizase en la Plaza de España. Desde entonces ha pasado por el actual edificio Fisac y sus calles aledañas, o, actualmente, el Recinto Ferial, donde se ubica la mayor parte de la actividad, a excepción de las de refrigeración y otras tantas de alimentación que quedan asentadas en el Mercado de la calle Prim.

Según datos del Archivo Municipal, el año 1960 marca el inicio de las adjudicaciones de los primeros puestos del mercado. En concreto, el primero de todos fue adjudicado con fecha 24 de noviembre de 1960 a Rosario Fernández Calvillo, vecina de Daimiel, para la actividad de Bar.

A lo largo de estos casi 60 años de vida, el edificio Fisac fue remodelado durante el período de 2005-2009. Un tiempo en el que los comerciantes de alimentación se trasladaron a un local del centro, mientras que otros asentaron su actividad en el “mercadillo” del Recinto Ferial, dirigido a ámbitos como ropa, telas y zapatos, entre otros. Estas últimas actividades se encuentran asentadas en el Ferial por acuerdo plenario adoptado el 18 de noviembre de 1993.

En junio de 2010 el Mercado de Abastos volvió a abrir sus puertas. Actualmente, los puestos del mercado de abastos suponen una superficie total de 164 metros cuadrados, repartidos en un total de 17 puestos, siendo el más pequeño de unos 6,60 metros cuadrados, mientras que el más grande tiene una extensión de 15,30 metros cuadrados.

De esos 17 puestos, 7 están ocupados y 10 permanecen libres. Entre los que a día de hoy siguen desarrollando su actividad, el más antiguo es Antonio Martín Consuegra, en representación de Framarco S.L., dedicado a la actividad de carnicería. Pero en el Mercado de la calle Prim también podemos adquirir productos de pescadería, charcutería, pollería y la tradicional fruta de “Los Traperos”.

Su horario de apertura es de tres días a la semana: martes, viernes y sábado de 8:00 a 14:00 horas, permaneciendo abierto también el Sábado Santo, lo que supone una oportunidad para que daimieleños ausentes puedan también acercarse y comprar en este lugar tan típico y con tanta solera en la localidad.