CCOO y UGT reclaman más inversión en medidas de seguridad y material de trabajo

siniestralidad concentración

siniestralidad concentración

Medio centenar de delegados sindicales y representantes de los trabajadores de CCOO y UGT se concentraron ayer para reclamar más inversión en medios de trabajo y prevención que eviten el incremento en la siniestralidad laboral registrado el pasado año y accidentes mortales como los cuatro sucedidos en lo que va de año en la provincia

A. R.
Ciudad Real

Medio centenar de delegados sindicales y representantes de los trabajadores de CCOO y UGT se concentraron ayer para reclamar más inversión en medios de trabajo y prevención que eviten el incremento en la siniestralidad laboral registrado el pasado año y accidentes mortales como los cuatro sucedidos en lo que va de año en la provincia.
“No puede ser que la crisis sea el argumento con el que se justifique que los trabajadores perdamos nuestra vida o sacrifiquemos nuestra salud”, indicó el secretario provincial de CCOO, José Manuel Muñoz Expósito, que resaltó que es esencial una mayor responsabilidad por parte de todos -agentes sociales, empresarios, administraciones y los propios trabajadores- para que se cuente con las medidas de seguridad necesarias y los medios de trabajo adecuados.
“No podemos permitir que en lo que llevamos de año, en menos de dos meses, ya haya cuatro accidentes mortales en la provincia, casi la mitad de los diez que se produjeron el año pasado”, agregó Muñoz, que indicó que en 2014 se registraron 4.411 accidentes en la provincia, 79 más que en 2013, ascendiendo la tasa de siniestralidad al 3,2 por ciento en un ejercicio en el que fue menor en unas 300 personas la población activa.

Ansiedad
Frente a los ocho años anteriores de descenso en los accidentes laborales, se está registrando un aumento de la siniestralidad por “una falta de dedicación” en cuanto a medidas de seguridad y renovación del material y equipos de trabajo, agregó Muñoz, que señaló que la precariedad en el empleo está llevando también a más horas de trabajo, menos tiempo de descanso y, sobre todo, una eventualidad que hace que haya desconocimientos por parte del trabajador y ansiedad por conseguir o mantener el puesto de trabajo.
Así mismo, Muñoz resaltó que el incremento en el reconocimiento en 2014 del número de enfermedades profesionales, que antes se calificaban como comunes y se ha demostrado que son provocadas por un mal hábito en el desempeño del trabajo diario, es un logro que se debe “extrapolar al resto de accidentes que se están produciendo” con objeto de evitar el sufrimiento de los trabajadores.