El Centro de la Mujer de Ciudad Real saca a la calle el “violentómetro” por el 25N

Noemí Velasco Ciudad Real
Las ciudarrealeñas se informan de los recursos del Centro de la Mujer / J. Jurado

Las ciudarrealeñas se informan de los recursos del Centro de la Mujer / J. Jurado

Con motivo del Día Internacional Contra la Violencia de Género, el Centro de la Mujer ha instalado un stand en el centro de la capital para dar a conocer sus recursos de apoyo psicológico y asesoramiento jurídico, social y laboral. Entre pulseras y folletos, ha repartido el "violentómetro", que refleja las diferentes manifestaciones de violencia

En la víspera del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, el Centro de la Mujer de Ciudad Real ha sacado a la calle el “violentómetro”, un medidor que detecta las diferentes manifestaciones de violencia.

Todo comienza con humillaciones, insultos, chantajes y celos, hasta llegar a las agresiones sexuales y la muerte. El Centro de la Mujer avisa desde el principio, pues ‘Ten cuidado. La violencia aumentará’.

El coordinador del Centro de la Mujer y psicólogo, Julio de la Cruz, ha explicado que el Centro de la Mujer sale todos los años al centro de la capital con una mesa informativa y un autobús para dar a conocer el recurso. Estarán miércoles y jueves detrás del ayuntamiento.

“Curiosamente todavía hay mujeres que no conocen este recurso”. Situado en el número 7 de la calle Lentejuela, el Centro de la Mujer ofrece apoyo psicológico a las víctimas de violencia de género, pero el recurso va mucho más allá.

Formado por una trabajadora social, una técnica de empleo y una asesora jurídica, aparte del psicólogo, el Centro de la Mujer ayuda en divorcios, separaciones traumáticas y en cualquier otro problema relacionado “con un tratamiento integral y personalizado”.

Además, en coordinación con la Concejalía de Igualdad organiza a lo largo del año, según ha señalado Cruz, “todo tipo de actividades y charlas encaminadas a buscar la igualdad entre hombres y mujeres”.

“El 25N es un día triste”

Pulseras repartidas por el Centro de la Mujer de Ciudad Real por el 25N / J. Jurado

Pulseras repartidas por el Centro de la Mujer de Ciudad Real por el 25N / J. Jurado

En primera línea de batalla, Julio de la Cruz ha reconocido que para el Centro de la Mujer “el 25N es un día triste, porque hay muchísima violencia de género aún en España y en el mundo”, y todo pese a que las leyes avanzan.

Por ejemplo, la reforma del Código Civil que entró en vigor el pasado 3 de septiembre prohíbe a los maltratadores con sentencia condenatoria disfrutar del régimen de visita con los menores, algo muy relacionado con otra de las violencias, la vicaria.

“Para nosotros el 25N más que un día de celebración es el recordatorio de todas las mujeres víctimas de violencia, las fallecidas, y las que sufren violencia de género y que no llegan a poner una denuncia”, ha expresado.

Cualquier mujer puede sufrir violencia de género

Trabajadores del Centro de la Mujer animan a las mujeres que sufren violencia de género a que busquen ayuda / J. Jurado

Trabajadores del Centro de la Mujer animan a las mujeres que sufren violencia de género a que busquen ayuda / J. Jurado

En España, “cualquier mujer, de cualquier edad y cualquier entorno social, puede sufrir violencia de género”. Julio de la Cruz ha insistido en que no hay perfil de mujer que sufre la violencia machista, al igual que no existe de maltratador.

Y, de hecho, el psicólogo cree que “las estadísticas son bastante más pequeñas de lo real”. “Pienso que todas las mujeres sufren en algún momento de sus vidas una situación de violencia de género”, algo que recuerda a los niveles del “violentómetro”, que han repartido como marcapáginas, entre pulseras violetas y folletos informativos.

La violencia física es la más visible, pero también son violencia las amenazas, el control, culpabilizar y las caricias agresivas. El coordinador del Centro de la Mujer avisa que “a veces la violencia psicológica, social y económica, que es más invisible y más difícil de demostrar, deja unas secuelas más largas y costosas de curar”.

Por eso, para las mujeres que sufren la peor cara del machismo y que pueden leer estas líneas, Julio de la Cruz ha afirmado que “de la violencia de género se sale” y para eso tienen el apoyo de los recursos de la Administración.