Chamorro, candidato de Vox al Congreso: “Defendemos la esencia de nuestros pueblos y de España”

Carlos Monteagudo Ciudad Real
Ricardo Chamorro, candidato de Vox al Congreso de los Diputados por la provincia de Ciudad Real/ Elena Rosa

Ricardo Chamorro, candidato de Vox al Congreso de los Diputados por la provincia de Ciudad Real/ Elena Rosa

Casado, con tres hijos y abogado de profesión, Ricardo Chamorro a sus 42 años aspira a convertirse en diputado nacional por el partido Vox, después de que en 2015, cuando la formación de Santiago Abascal no tenía el mismo tirón que ahora, se presentara como candidato a la Alcaldía de Ciudad Real. Él mismo se define como un amante del mundo rural, de las tradiciones, de su familia y se muestra "completamente convencido" de que Vox logrará un buen resultado en la provincia y en toda España.

Pregunta.- Qué es Vox para Ricardo Chamorro?

Respuesta.- Vox es un proyecto al servicio de España. Me enrolé en este proyecto ilusionante hace cinco años ya para cambiar muchas cosas, desde el punto de vista político, que considero que hay que cambiar. Entonces Vox es una herramienta, únicamente, al servicio de España. Somos gente que lucha por su nación, por su patria y por un futuro próspero para los españoles.

P.- Muchos de los miembros de Vox vienen de otros partidos como, por ejemplo, el Partido Popular. ¿De dónde viene Ricardo Chamorro?

R.- Yo estuve afiliado al Partido Popular, pero consideré que el PP es un partido y un instrumento absolutamente inviable para obtener ese cambio que queremos para la nación. El PP tiene una estructura muy estancada que no permite que haya una voluntad popular y que se defiendan determinados valores.

P.- ¿Qué vio en Vox para cambiarse de partido? 

R.- Yo siempre he visto en Vox como una herramienta adecuada para defender una serie de valores. Luego por otra parte, también las figuras que siempre han sido las banderas de Vox como Santiago Abascal y José Antonio Ortega Lara, quienes han sido personas que han luchado mucho por la democracia, por la libertad y por España, sobre todo, en sitios muy complicados. Ortega Lara ha sufrido en sus propias carnes el terrorismo y ha demostrado una entereza total después de haber estado secuestrado más de 500 días, lo que me hace considerarlo como un héroe. Al igual que Santiago Abascal, porque desde muy pequeño ha estado luchando por la libertad y por España en un sitio muy difícil, como lo fue el País Vasco en la época más dura de ETA.

P.- ¿Es Vox un partido de extrema derecha?

R.- Los que consideran a Vox como un partido de extrema derecha es gente extremadamente corrupta y extremadamente incoherente. El adjetivo de extremista es para descalificar a la formación y al proyecto. Nosotros simplemente nos consideramos patriotas españoles que queremos cambiar la situación de España y, por supuesto, de nuestra provincia, donde el paro es imparable, que está muy maltratada desde el punto de vista estatal y que está arruinada por los grandes proyectos impulsados por los partidos de siempre. Los adjetivos de los demás nos importan poco, porque que nos llamen extremistas los corruptos y los incoherentes nos importa poco.

P.- ¿Cuáles son las propuestas y los proyectos concretos que tiene Vox para la provincia de Ciudad Real?

R.- Las propuestas concretas cuando se presente toda la lista al Congreso y al Senado y entremos en campaña, podremos entrar en profundidad. Pero en general, hacer una regeneración completa y una catarsis de nuestra provincia para que tengamos un desarrollo como debemos, porque es una provincia abandonada, eminentemente rural con una despoblación muy importante y que está siendo maltratada por los que deciden en despachos urbanitas dejándola de lado, mientras los partidos tradicionales no han sido capaces de darle la vuelta a nuestra provincia. Y hay que dar oportunidades y nuevas herramientas para que la provincia salga adelante, nuestros pueblos y sus ciudadanos tengan una esperanza y una ilusión después de 40 años de frustración.

P.- ¿Esperanzas y oportunidades que pasan por la creación de nuevas infraestructuras en la provincia?

R.- Tenemos en mente muchas infraestructuras que son necesarias para nuestra provincia, pero para concretar esos aspectos tendríamos que adentrarnos más en la campaña electoral. Los valores de Vox, que se defienden en toda España, pasan por políticas de austeridad, bajadas de impuestos, estar centrados en nuestros agricultores, en nuestro mundo rural… Nuestra provincia está más necesitada de los valores de Vox y del arrope de lo que es España. Nuestro país necesita salvaguardar provincias Ciudad Real, donde hay un abandono significativo de nuestros pueblos.

Chamorro posa junto a la estatua de Cervantes en Ciudad Real / Elena Rosa

Chamorro posa junto a la estatua de Cervantes en Ciudad Real / Elena Rosa

P.- Nuestra provincia es eminentemente rural y Vox tiene como seña de identidad la defensa del mundo rural, de la caza, de la tauromaquia… ¿Creen que Vox tendrá tirón en Ciudad Real?

R.- Nosotros defendemos la esencia de nuestros pueblos y de España. Tenemos un tesoro desde el punto de vista ecológico fundamental y el granero de españoles siempre ha sido gracias a nuestros pueblos. Por ello, abandonar como se ha abandonado a los agricultores, a los pueblos, no dotar de infraestructuras al  ámbito rural… creo que ha sido una irresponsabilidad por parte de nuestros políticos. Si queremos tener una perspectiva de futuro, tenemos que mimar y fomentar que la gente se quede con proyectos alternativos en el mundo rural. Se están abandonando nuestros pueblos, no se les da alternativa, por lo que es un suicidio colectivo y Vox está totalmente comprometido con ese mundo rural. Si queremos tener un futuro como nación, tenemos que mimar el mundo rural.

P.- ¿Qué piensan de aquellos partidos, como el Partido Popular, que tenían olvidado en su argumentario la defensa del mundo rural y, ahora, a colación de Vox, lo han incorporado?

R.- Si Vox ha logrado, en un determinado caso, que haya una concienciación por parte de todos los partidos que antes se olvidaban del mundo rural, de las tradiciones y de la despoblación, pues nosotros estamos contentos. Si logramos contaminar o extender nuestro mensaje en defensa de todos estos españoles que están desatendidos fenomenal, pero los españoles no son tontos y se dan cuenta de quién son los que se han comprometido de manera valiente con este mundo rural y estas tradiciones que han sido abandonadas por los partidos de siempre.

P.- Vox lleva en su programa la recentralización de las administraciones públicas. Aquí en la provincia de Ciudad Real es la Diputación Provincial quien se encarga del buen funcionamiento de los pueblos, sobre todo, los de menor tamaño. ¿Vox también está a favor de suprimir las diputaciones provinciales?

R.- Las diputaciones llevan existiendo en España desde hace más de un siglo. Para nosotros las diputaciones no son el problema, para nosotros el problema son las autonomías por el desarrollo autonómico que ha habido, no por la administración en sí. A nosotros nos acusan de ser anticonstitucionales por pedir la reforma para modificar el sistema autonómico o eliminarlo, pero no llaman anticonstitucionales a Ciudadanos que quiere suprimir las Diputaciones o el PSOE que busca un sistema federal pleno. Nosotros defendemos reformas plenamente constitucionales y la administración, desde el punto de vista político, consideramos que tiene que haber un proyecto pensado para España que no tire a la basura el Plan Hidrológico Nacional, lo que ha dejado tirados a miles y miles de agricultores españoles y de nuestra provincia. La recentralización tiene que ser un proyecto para toda España, no se puede pensar en los intereses de uno y de otro. Por ejemplo, si a la provincia de Ciudad Real le faltan infraestructuras habrá que invertir en las provincias que les faltan, no invertir más, como por ejemplo, en Cataluña, como pretendía Pedro Sánchez, simplemente porque ellos son más ricos y pagan más impuestos en función del PIB. Eso es una falacia desde el punto de vista de la equidistribución. Debería de haber un proyecto general para toda España, pues no puede haber distintas recentralizaciones, no podemos entender que cobre distinto un médico en Bilbao que en Ciudad Real. Hay que pensar en global y debe de haber una descentralización administrativa.

P.- Es decir, no estáis en contra de las diputaciones.

R.- Nosotros consideramos que las diputaciones han sido como una correa de distribución del estado. Para provincias como la nuestra, que tiene una extensión muy grande, sirva de herramienta para poder llegar a determinados pueblos que no tienen infraestructuras. Las diputaciones, en principio, no son el gran problema de España, sino el gran problema es el sistema autonómico, al revés que Ciudadanos, que piensa que el problema son las Diputaciones, que han funcionado como una herramienta de equilibrio y de apoyo a pequeños pueblos de diferentes provincias.

P.- Volviendo de nuevo a la formación, ¿es Vox un partido homófobo y machista?

R.- Eso es una falacia. Nosotros nunca hemos sido un partido homófobo, al revés, por ejemplo, el cabeza de lista al Senado por Madrid, José María Marco, ha mostrado abiertamente su homosexualidad y no pasa nada. Eso sí, no estamos de acuerdo con ideologías totalmente manipuladoras que pretenden adoctrinar a la sociedad.

P.- ¿Cómo cuáles?

R.- Como colectivos tipo LGTBI u otros colectivos que pretenden fomentar la lucha entre el hombre y la mujer… Consideramos que son ideologías muy interesadas, desde un espectro muy específico, sobre todo de la izquierda, que no ha sido coherente, pues en países como en Cuba o Rusia se ha reprimido fuertemente a los homosexuales. Nosotros no somos homófobos ni nada por el estilo, pero lo que nosotros no vamos a permitir es que manipulen al pueblo español en virtud de ideologías interesadas para enfrentarnos unos con otros.

Ricardo Chamorro, candidato de Vox al Congreso de los Diputados por la provincia de Ciudad Real, posa en su despacho de abogados en el centro de la capital / Elena Rosa

Ricardo Chamorro, candidato de Vox al Congreso de los Diputados por la provincia de Ciudad Real, posa en su despacho de abogados en el centro de la capital / Elena Rosa

P.- Puesto que Vox también tiene el ‘estigma’ de estar en contra la memoria histórica, la pasada semana la Diputación Provincial publicó un mapa con las fosas comunes que hay en la provincia de víctimas republicanas, ¿qué piensan de esto?

R.- Nadie se puede oponer en un momento dado a que cada uno investigue lo que ha pasado en sus familias. Yo tengo familiares que han estado implicados en la Guerra Civil en un bando y en otro y tengo familiares que no han sido encontrados aún. Que cada uno busque a sus ascendientes fallecidos es un derecho que tienen todos los españoles, otra cosa es que se use una ley, de manera tendenciosa, para enfrentar un bando contra otro o se quiera recordar lo que ocurrió, que ya quedó zanjado en nuestra transición. Me parece una inmoralidad que la Ley de Memoria Histórica se utilice en beneficio de una ideología. Que cada uno tenga la memoria que tenga, pero que nadie imponga lo que es bueno y lo que es malo, porque hay cosas buenas y cosas malas de los dos bandos.

P.- ¿Que se destine dinero público a estos casos lo ven bien?

R.- Que se facilite para que cada uno busque a sus ascendientes, tanto los asesinados por el bando republicano como los asesinados por el bando nacional, me parece positivo. Otra cosa es que se utilice para hacer política de manera torticera para aprovecharse de cara a las elecciones.

P.- De cara a las elecciones generales, ¿creen desde Vox que lograrán sacar escaño por la provincia?

R.- Nosotros estamos convencidos de que vamos a sacar un magnífico resultado y no te voy a hablar de un único escaño, nosotros vamos a ir a por todas. Tenemos seguridad en nosotros mismos, en nuestro partido, en nuestros líderes, y consideramos que lo que estamos defendiendo es absolutamente de sentido común y además impulsados por el patriotismo y nuestra identificación con el resto de los españoles. Entonces, esas sinergias confluirán todas para que tengamos un magnífico resultado no solo en esta provincia sino en toda España.