CHG y Junta avanzan en poner en marcha la tubería a la Llanura Manchega

Aníbal B.C. Ciudad Real
Samuel Moraleda, presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadiana / J. Jurado

Samuel Moraleda, presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadiana / J. Jurado

La Tubería a la Llanura Manchega prevé desde su inicio poder llevar agua desde el trasvase Tajo-Segura a unos sesenta municipios de las provincias de Albacete, Ciudad Real y Cuenca

La Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG) y la Consejería de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural han dado nuevos pasos para poner en marcha la tubería a la Llanura Manchega, la gran obra hidráulica que garantizaría el abastecimiento de agua a más de 600.000 castellano-manchegos.

Así lo ha indicado el presidente de la CHG, Samuel Moralada, quien ha señalado que esta infraestructura con más de 1.000 kilómetros permitirá distribuir agua desde la cabecera del río Tajo a una importante parte del territorio castellanomanchego.

Samuel Moraleda ha explicado que en la actualidad está construido el depósito regulador que se encuentra en el municipio de Carrascosa del Campo, la estación de Tratamiento de Agua Potable y una parte importante de los ramales previstos.

Completamente construida está la tubería principal, con 165 kilómetros ejecutados, y dos ramales, uno pequeño para abastecer a los núcleos aledaños al Trasvase Tajo-Segura, compuesto por una población de 16.000 habitantes y, el ramal nororiental, que permitiría abastecer a 100.000 habitantes de municipios como Socuéllamos, Belmote, Las Pedroñeras o Pedro Muñoz, entre otros.

El presidente de la CHG ha señalado que hace unas semanas mantuvo una reunión con el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ya que la Junta de Comunidades es la administración que tiene las competencias en gestionar el abastecimiento, para dar nuevos pasos para poner en marcha este ramal.

La idea, ha comentado el presidente de la CHG, es que cuando este ramal esté operativo, se puedan ejecutar e ir poniendo en funcionamiento el resto de los ramales proyectados, con los que se garantizaría por completo el abastecimiento en todo el territorio del Alto Guadiana, de forma que se podrían poder satisfacer las necesidades de otros 300.000 habitantes del territorio.

Morales ha comentado que la decisión del Gobierno regional es la de “apostar decididamente” por la puesta en marcha de esta infraestructura como “eje vertebrador” de un territorio importante de la región como es el Alto Guadiana, garantizando además el abastecimiento de agua “en calidad”.

La Tubería a la Llanura Manchega prevé desde su inicio poder llevar agua desde el trasvase Tajo-Segura a unos sesenta municipios de las provincias de Albacete, Ciudad Real y Cuenca.