Cirebits, la junior empresa pionera en la Universidad de Castilla-La Mancha

- Se trata de asociaciones sin ánimo de lucro que trabajan para pymes poniendo en práctica su aprendizaje en la universidad - Es un complemento práctico de los conocimientos adquiridos en sus estudios

Las denominadas ‘junior empresas’ son asociaciones sin ánimo de lucro, creadas y gestionadas por estudiantes universitarios, que ofrecen servicios a la pequeña y mediana empresa relacionados con los estudios que están cursando en la universidad, cumpliendo la finalidad de acercar a los estudiantes al mercado laboral desde una visión de empresa, ofreciéndoles al mismo tiempo, una formación práctica que no se da en los centros universitarios. Los universitarios que deciden montar una Junior Empresa adquieren una experiencia complementaria para ingresar en el mundo laboral y establecer un cauce entre las empresas y los estudiantes que quieran compaginar estudios con prácticas empresariales. Cirebits es la primera junior empresa de la UCLM, nació en el año 2013 y trabaja para distintas pymes, también par proyectos en la Universidad. Junto a esta hay otra aspirante en la Facultad de Letras del campus de Ciudad Real y una junior más en Albacete.

Soledad Ruipérez / Ciudad Real

A Jaime y a Andrés les encantaría trabajar en el futuro en  Silicon Valley, una zona al sur de la Bahía de San Francisco, en el norte de California, Estados Unidos. Allí se alojan muchas de las mayores corporaciones de tecnología del mundo y miles de pequeñas empresas en formación, conocidas como “start-ups”. Jaime Cepeda y Andrés Montero son dos estudiantes de la Escuela Superior de Informática de la UCLM en el campus de Ciudad Real, que, a la espera de ver cumplido su sueño, se han embarcado, junto a una veintena de estudiantes de la ESI, en una junior empresa, que se llama ‘Cirebits’.

Cirebits, que pone en marcha proyectos relacionados con el ámbito de la informática, realiza software a medida, aplicaciones web, apps para móviles, trabaja solo para pequeñas y medianas empresas. Es es una asociación sin ánimo de lucro, lo que posibilita ofrecer sus servicios más baratos que otros similares en el mercado ya que no cobran IVA.

Esta junior empresa del campus de Ciudad Real, que nació en 2013, es la pionera en la UCLM, que ya cuenta con otra en el campus de Albacete, también de la Escuela de Informática y con una aspirante a junior, en la Facultad de Letras del campus ciudarrealeño.

Una junior empresa es una asociación de estudiantes universitarios sin ánimo de lucro, con la finalidad de mejorar la formación de socios de la misma. Es un complemento práctico de los conocimientos adquiridos en sus estudios, con el que además se tiene un primer acercamiento con el mundo laboral. Se puede formar parte de ellas mientras se es estudiante universitario.

Cirebits, según explican Jaime y Andrés, está formada por 20 socios y nació en 2013 para simular el comportamiento empresarial y el emprendimiento del alumnado, reduciendo el hueco que hay entre la vida del estudiante y la del trabajador. “Aprendemos a trabajar con clientes de verdad y trabajamos como empresa de verdad, con simulaciones garantizadas”, apunta Jaime, que está en tercero y tan solo cuenta 20 años.

Trabajos en equipo

Lo que este grupo de estudiantes universitarios hace son aplicaciones de terminales móviles y desarrollo de aplicaciones web para pymes. “Estamos abiertos a cualquier tipo de proyecto siempre que podamos abarcarlo”, dice Andrés al tiempo que recuerda que su función también pasa principalmente porque los socios mas veteranos les ayuden y enseñen.

En estos momentos están trabajando en un proyecto para la UCLM y lo último que han llevado a cabo es una aplicación para la Escuela de Industriales de Ciudad Real, una aplicación informática por la que los estudiantes pueden ver horarios, comunicarse vía mail con los profesores o conocer sus horas de tutoría.

Además ya han trabajado para una empresa de residuos urbanos. También han colaborado con el Consejo de la Juventud, y ahora quieren estudiar si pueden abarcar proyectos internacionales con programas europeos.

Trabajan de manera mancomunada, una empresa propone lo que quiere a la junta directiva, esta analiza el proyecto y entre todos estudian si es factible o no.

“Mientras estudiamos ampliamos nuestra formación, no a nivel de informática pero sí nos servirá de base laboral” dice Andres, al tiempo que Jaime reconoce que en sus caso le ha servido para ampliar conocimientos a nivel empresa, y administrativo.

Se puede contactar con ellos en la web http://www.cirebits.es o bien en la Escuela de Informática.

Organización estatal

Las junior empresas como tales son entidades legalmente constituidas e inscritas en los Ministerios del Interior y de Hacienda y los beneficios que obtienen son destinados a actividades que complementan la formación de los estudiantes del centro universitario mediante cursos, seminarios, conferencias, mesas de debate e incluso a fomentar el contacto con otras Junior tanto de España como del resto del mundo.

Los universitarios que deciden montar una Junior Empresa adquieren una experiencia complementaria para ingresar en el mundo laboral y establecer un cauce entre las empresas y los estudiantes que quieran compaginar estudios con prácticas empresariales. La Junior Empresa es, pues, un puente entre la universidad y la empresa, Existe una Confederación Española de Junior Empresas, CEJE, que agrupa Asociaciones y Federaciones de estudiantes universitarios que buscan salir mejor preparados a la hora de entrar al mercado laboral. Para ello, se agrupan en Asociaciones bajo la marca y metodología Junior Empresa.