Ciudad Real cierra su peor semana desde el inicio de la pandemia, con 4.600 casos de covid-19, y se sitúa entre las tres provincias con mayor incidencia del país

Carlos Monteagudo Ciudad Real
Dos sanitarios atienden a un paciente en la UCI

Dos sanitarios atienden a un paciente en la UCI

Con la provincia de Ciudad Real inmersa de lleno en la tercera ola de la pandemia, comienza a ser preocupante la presión asistencial en los hospitales de la provincia. Los ingresos hospitalarios por coronavirus han crecido más de un 270% entre el 23 de diciembre y el 18 de enero

El covid-19 sigue avanzando de manera implacable en la provincia de Ciudad Real, que ha registrado su peor semana desde que comenzó la pandemia. Del 11 al 17 de enero se han registrado un total de 4.621 casos, 1.459 casos más que en la semana del 4 al 10 de enero. Una cifra que pone de manifiesto la complicada situación que atraviesa  Ciudad Real tras la celebración de la Navidad y que la sitúa entre las tres provincias españolas con mayor incidencia acumulada al registrar, en los últimos 14 días, 1.572 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días. Tan solo la provincia de Segovia se encuentra por delante de la de Ciudad Real con una tasa de 1.663 casos por cada 100.000 habitantes. Tras estas dos provincias, se sitúa la de Badajoz, que a fecha del 16 de enero, se encontraba con una tasa de 1.499 positivos por cada 100.000 habitantes.

Una difícil situación que notan ya en los centros hospitalarios de la provincia de Ciudad Real. A 18 de enero, los seis hospitales con los que cuenta la provincia albergan a un total de 440 pacientes con covid-19, de los cuales, 58 permanecen en la UCI. Una cifra que choca significativamente con la que había antes de Navidad. A 23 de diciembre, un día antes de Nochebuena, la provincia tan solo contaba con 118 positivos ingresados, de los que 17 estaban en la UCI. Es decir, tras las celebraciones navideñas, los ingresos hospitalarios por COVID-19 han crecido más de un 270% entre el 23 de diciembre y el 18 de enero.

No obstante, los centros hospitalarios de la provincia de Ciudad Real aún quedan bastante lejos de la situación que se vivió entre finales de marzo y principios de abril, una fecha en la que llegaron a albergar a más de 1.200 pacientes entre los hospitales de Ciudad Real, Puertollano, Alcázar de San Juan, Valdepeñas, Manzanares y Tomelloso.

La tercera ola del COVID-19 también está dejando en la provincia un incremento de la mortalidad, con respecto al que se estaba teniendo en el mes de diciembre. En la última semana, del 11 al 17 de enero, un total de 43 personas han fallecido a consecuencia del coronavirus, 23 más que en la anterior semana. Una cifra de fallecidos que no se superaba en la provincia desde principios de mayo.

Castilla-La Mancha, la tercera comunidad autónoma con mayor incidencia acumulada

Si analizamos estos datos a nivel autonómico, Castilla-La Mancha se sitúa como la tercera comunidad con mayor incidencia acumulada en los últimos 14 días, al registrar una tasa de 1.006 casos por cada 100.000 habitantes. Por delante de Castilla-La Mancha, en primer lugar, se sitúa Extremadura, con una tasa de 1.383 casos por 100.000 habitantes, seguida de la Región de Murcia, con 1.081 contagios por cada 100.000 habitantes. Actualmente, la media nacional se sitúa en 689 casos por cada 100.000 habitantes.

A nivel regional, Castilla-La Mancha cuenta actualmente con 1.428 pacientes con covid-19 ingresados en los centros hospitalarios de la cinco provincias con las que cuenta la región, de los que 150 están en la UCI. Antes de la Navidad, a 23 de diciembre, Castilla-La Mancha contaba con 514 hospitalizados por coronavirus, 67 de ellos en la UCI.