Ciudad Real encabeza la cifra de cooperativas de segundo grado, que facturan más de 200.000 euros

Julia Yébenes Ciudad Real
Imagen de una de las almazaras del Grupo Montes Norte / C. Manzano

Imagen de una de las almazaras del Grupo Montes Norte / C. Manzano

Así lo recoge 'El cooperativismo agroalimentario de Castilla-La Mancha en cifras', un estudio Cooperativas Agro-alimentarias CLM presentado esta semana

Ciudad Real se situó en 2018 como la primera provincia en número de cooperativas de segundo grado (las que están constituidas por al menos dos entidades de primer grado -las que están formadas por socios-), con siete de las 19 grandes sociedades agroalimentarias de Castilla-La Mancha.

La provincia también cerró ese año con 94 entidades cooperativas, entre las de primer grado y Sociedades Agrarias de Transformación (SAT), hasta un total de 101 que facturaban más de 200.000 euros, la tercera tras Toledo (162) y Cuenca (102).

Así lo recoge la publicación ‘El cooperativismo agroalimentario de Castilla-La Mancha en cifras’, editada por Cooperativas Agro-alimentarias CLM en colaboración con el Gobierno regional, y presentada por sus responsables hace unos días.

En conjunto, la comunidad cuenta con 456 entidades de relevancia social (registran igual o superior a los 200.000 euros), de un total de 585 corporaciones agroalimentarias conformadas por personas físicas o jurídicas.

En base a la facturación, Ciudad Real se sitúa en primer lugar, con el 50%, en el caso de las cooperativas de segundo grado –seguida por Toledo (30%), Cuenca (10%) y Albacete (9%).

En este segmento, la provincia cuenta con entidades como el Grupo Montes Norte, con secciones de aceite (fue la primera de este ámbito en ser reconocida como Entidad Asociativa Prioritaria de Interés Regional -Eapir-) y vino, OleoVidabol, dedicada exclusivamente al sector del aceite de oliva,.y Vidasol, conformada por tres cooperativas de Ciudad Real y dos de la provincia de Toledo.

Respecto a las sociedades más pequeñas, las SAT y de primer grado, Ciudad Real es la segunda en cartera de resultados (30%), tras Toledo (32%), mientras que Albacete (19%) se situó en tercer lugar, y Cuenca en el cuarto (17%).

En conjunto, las cooperativas de Castilla-La Mancha duplicaron su facturación en los últimos diez años hasta alcanzar los 2.200 millones de euros, según el estudio.

Dimensión

Precisamente, la dimensión económica media de las cooperativas castellano-manchegas -con un promedio de cinco millones de euros-, está por debajo de los ocho millones que se registra a nivel nacional.

En concreto, el 46% factura menos de dos millones, mientras que el 37 por ciento de las cooperativas ingresan más de dos millones de euros y solo un 17 por ciento más de cinco millones.

El 9% de las cooperativas ingresan el 60% del total del cooperativismo de Castilla-La Mancha, así como el 20% de este tipo de sociedades registran el 80% del total del sector en España.

Son cifras que indican que “aún queda un camino por recorrer importante para mejorar la concentración dela oferta”, señalan los autores del estudio, con el fin de que pueda tener “una mayor capacidad de decisión en los mercados”.

El 57% de la cifra de negocio de las cooperativas se concentra en las comunidades de la Andalucía, Comunidad Valenciana y Castilla-La Mancha (9%).

. Las exportaciones han subido en los últimos años más de un 20 por ciento llegando a un volumen total de 364 millones de euros, lo que supone que un 15 por ciento del volumen total de la facturación de las cooperativas regionales salga a mercados exteriores.

De otro lado, la región castellano-manchega concentraba hace dos años el 13,5% de las cooperativas del sector agroalimentario nacional, y sus cultivos más representativos son el viñedo y el cereal.

Datos macroeconómicos

Los datos más relevantes del estudio indican que la comunidad representa el 3,4% del PIB a precios de mercado de todo el país, al facturar 41.345 millones de euros.

La agricultura aporta 3,6 miles de millones y la industria agroalimentaria, junto a la manufacturera, aporta algo más de 7.000 millones, lo que representa el 17% del PIB regional, frente al 14,4% en España.

Sectores productivos

Por sectores productivos, el del vino y el mosto es el que más facturación agrupa con casi 2.000 millones de euros, seguido con 285 millones las cooperativas de suministro, 257 millones frutas y hortalizas y aceite de oliva con 212 millones.

Por su parte, según el estudio de Cooperativas Agroalimentarias Castilla-La Mancha, el cooperativismo agrupa a más del 10 por ciento de la población de la región y más de 160.000 socios está vinculado al movimiento cooperativo agroalimentario.

De ellos 54.000 están dentro de una cooperativa de segundo grado. Un 24 por ciento de los socios de las cooperativas regionales son mujeres de las cuales un 9 por ciento forma parte de los consejos rectores.

En cuanto al empleo, las cooperativas han mantenido un crecimiento «constante» del empleo debido a un incremento del 10 por ciento en los últimos diez años, con un aumento «importante» del empleo fijo. Las mujeres trabajadoras también han aumentado en los últimos ocho años de un 25 por ciento a un 34 por ciento.