Ciudad Real encadena el cuarto año consecutivo con déficit de precipitaciones

Aníbal B. C. Ciudad Real
Eduardo Portero muestra algunos gráficos / A.B.C.

Eduardo Portero muestra algunos gráficos / A.B.C.

El jefe del Observatorio Meteorológico de Ciudad Real, Eduardo Portero, ha explicado que al déficit del 10% de este año suma el déficit registrado en el año hidrológico 2015-2016, en el que llovió un 25% menos (307 litros);, el del año 2014-2015, en el que llovió un 23% menos (315 litros); y el déficit que también se registró en el año 2013-2014, en el que llovió un 24% (312,4 litros) menos de la media en los últimos treinta años.

La provincia de Ciudad Real encadena el cuatro año hidrológico consecutivo con déficit de precipitaciones, después de que este año las precipitaciones hayan sido un 10% menores de la media de los últimos treinta años, que se han registrados en el Observatorio Meteorológico de Ciudad Real.

Según los datos facilitados por la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), el año hidrológico (Octubre 2016-Septiembre 2017) ha concluido con unas precipitaciones de 370,5 litros por metro cuadrado, cuando la media en los últimos treinta años se sitúa en los 408 litros por metro cuadrado.

El jefe del Observatorio Meteorológico de Ciudad Real, Eduardo Portero, ha explicado que al déficit del 10% de este año suma el déficit registrado en el año hidrológico 2015-2016, en el que llovió un 25% menos (307 litros);, el del año 2014-2015, en el que llovió un 23% menos (315 litros); y el déficit que también se registró en el año 2013-2014, en el que llovió un 24% (312,4 litros) menos de la media en los últimos treinta años.

Portero ha recordado que hay que remontarse al año 2012-2013 para encontrar precipitaciones por encima de la media, pues este año hidrológico se recogieron un 60% más de lluvia de la media, alcanzándose los 655,5 litros por metro cuadrado, una cifra que aún quedaba lejos de los 691 litros por metro cuadrado que se recogieron en el año 2009-2010 y que ha sido el año más lluvioso de la década. Portero ha señalado que “el hecho de que se haya registrado el cuarto año consecutivo de déficit de precipitaciones con respecto al valor normal, unido a los amplios periodos de insolación que ha habido y los altos niveles de evaporación que se han registrado, están provocando la falta de reservas en los pantanos y acuíferos de la provincia”.

Todo ello, ha dicho, aun cuando se partía de una situación favorable de reservas como consecuencia de que el año hidrológico 2012-2013 se produjeron abundantes precipitaciones. El hecho, ha señalado, de que este año hidrológico las precipitaciones hayan sido en la mayor parte de carácter tormentoso e irregulares, no ha favorecido tampoco la recuperación de los embalses y acuíferos ciudadrealeños.

Eduardo Portero ha recordado que el mes más lluvioso del año hidrológico fue noviembre, donde se contabilizaron 90,4 litros por metro cuadrado, seguido de abril, en el que llovió 43,2 litros y marzo, en el que se registraron 42,8 litros por metro cuadrado.

En este sentido, ha indicado que noviembre se consideró un mes extremadamente húmedo, mientras que marzo fue considerado un mes muy húmedo y abril, un mes dentro de lo normal, con respecto a la media de lluvias que se registran tradicionalmente para cada uno de estos meses.

Eduardo Portero con algunos instrumentos de medición / A.B.C.

Eduardo Portero con algunos instrumentos de medición / A.B.C.

En cuanto al resto de meses, ha apuntado que en octubre se registraron 58,8 litros por metro cuadrado, por lo que fue considerado un mes normal; en diciembre, un mes muy seco, llovió 34,3 litros; en enero se recogieron 18,1 litros, siendo también un mes muy seco, mientras que en marzo se registraron 38,3 litros por metro cuadrado, por lo que debe ser considerado como un mes húmedo.

El mes de mayo fue extremadamente seco, con precipitaciones de 13,4 litros por metro cuadrado, mientras que los meses de junio y julio fueron considerados secos al registrarse 18,4 y 3,6 litros por metro cuadrado, respectivamente.

El meteorólogo de la Aemet ha apuntado que curiosamente los 9,2 litros del mes de agosto le hacen tener la consideración de mes húmedo, mientras que ha sido llamativo que este mes de septiembre sin ninguna precipitación, por lo que está considerado un mes extremadamente seco.

Por otro lado, ha indicado que el mes que más día de lluvias registró en el pasado año hidrológico fue noviembre en el que llovió en 15 días, seguido de febrero, mes en el que en 14 días se registraron precipitaciones. Finalmente, ha terminado diciendo que el día en el que más agua se recogió fue el 29 de abril, en el que las precipitaciones fueron de 26,9 litros por metro cuadrado.